pixel facebook
Domingo 09 de Agosto de 2020

23 ° C Clima

Logo Editorial


EXCESOS EN CUARENTENA

A pesar de las restricciones no cesan las fiestas privadas, y los siniestros viales relacionados con el consumo abusivo de alcohol

Durante el fin de semana hubo 14 siniestros viales, en la mitad se registraron consumos excesivos de alcohol. Se detectaron 5 fiestas privadas y se demoraron 25 personas.


A pesar de las restricciones que rigen por la cuarentena derivada de la pandemia de coronavirus, y los controles que se realizan diariamente en la vía pública, los siniestros viales asociados al consumo excesivo de alcohol siguen siendo una constante todos los fines de semana en nuestra provincia.

Las fiestas privadas que no están permitidas por el momento y la venta de bebidas alcohólicas después de las 23, el horario límite para desplegar este tipo de actividades comerciales, son algunos factores que probablemente inciden en los reiterados siniestros viales.

Informes oficiales señalan que en apenas 24 horas, período tomado desde las seis de la mañana del sábado y las seis de ayer, se registraron en la ciudad de Formosa 14 siniestros viales, de los cuales la mitad, tuvieron como común denominador la ingesta excesiva de alcohol.

Afortunadamente, el saldo de estos fueron daños materiales, varios de ellos cuantiosos, y algunos heridos, pero no de extrema gravedad.

Conductores ebrios

En este contexto, este fin de semana la Policía identificó y demoró a numerosas personas que transgredían medidas preventivas dictadas por la emergencia sanitaria.

Así, fueron clausuradas cinco fiestas privadas, cuatro de ellas en el interior de la provincia. También se detectaron varios comercios que vendían alcohol a la madrugada y una importante cantidad de conductores, tanto motociclistas como automovilistas, en estado de ebriedad; éstos fueron sacados de circulación. Muchos de ellos residen en localidades del interior provincial: Ingeniero Juárez, San Martín Dos, Clorinda y General Güemes.

Por otra parte, fueron cinco los comercios descubiertos en la ciudad de Formosa atendiendo al público después del horario permitido, con el agravante de estar vendiendo bebidas alcohólicas durante la madrugada.

Fiestas privadas en los barrios

Las reuniones y fiestas en distintos barrios de la ciudad, son una constante en los últimos tiempos, a pesar de estar taxativamente prohibidas.

Ayer a la madrugada, unas 25 personas fueron identificadas y demoradas luego de comprobarse que estaban participando de una fiesta privada en una vivienda del barrio El Porvenir.

Policías de la Comisaría Seccional Séptima fueron hasta este lugar, alertados por vecinos del barrio y verificaron esta situación: los comensales se encontraban en estado de ebriedad.

Episodios similares se vivieron en ciudades del interior provincial, tal el caso de San Martín Dos, Clorinda y Subteniente Perín, donde la Policía tuvo que intervenir para hacer cesar estos desórdenes, en clara violación a normas y reglamentaciones que hoy cobran mayor entidad por la actual situación de emergencia sanitaria.

La ley vigente establece como límite permitido para manejar un vehículo particular 0,5 gramos de alcohol por litro de sangre, para motociclistas 0,2 y para conductores profesionales el límite es 0 gramo por litro.

Desde menos movimientos oculares hasta una pérdida de capacidad para calcular distancias, los conductores se ven gravemente afectados cuando consumen bebidas que contengan alcohol.

Beber alcohol y conducir son dos prácticas que jamás deberían cruzarse. Hacerlo representa una conducta irresponsable que, potencialmente, implica un riesgo para sí mismo y también para terceros y los demás usuarios de la vía pública.

Respecto a este tema, el comisario Manuel Oviedo, de Relaciones Institucionales de la Policía de Formosa, señaló a La Mañana que las causas de los siniestros viales son múltiples, pero existe un predominio de aquellas relacionadas con la conducta humana. “El consumo de alcohol en los conductores es una de ellas y, más allá de la responsabilidad que debería tener cada persona, puede prevenirse con la adopción de medidas que guarden relación con el control en las calles”, indicó.

En este sentido, explicó que la finalidad de los operativos de control de alcoholemia se circunscriben en intervenciones que tienen que ver con el comportamiento de los conductores y sus actitudes frente a las normas que regulan el tránsito.

Destacó, asimismo, que con la provisión de nuevos alcoholímetros analógicos por parte del Gobierno de la Provincia, los controles sobre el tránsito vehicular y en especial de alcoholemia, son una constante en la capital provincial y en el interior. “Desde su implementación han dado resultados más que satisfactorios y se insiste a diario en la actividad señalada”, subrayó.

Contó que la experiencia tomada en la capital, a partir de los índices obtenidos, motivó la implementación de operativos similares en todo el interior provincial. “Estos se programan los fines de semana o con motivo de la realización de eventos especiales (ahora suspendidos por la pandemia) que por sus características concentren público e impliquen grandes desplazamientos de vehículos, buscando siempre la prevención”.



Te puede interesar


No se encuentran Noticias Cargadas
Comentarios
Los comentarios publicados al final de cada nota son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden generar sanciones legales. La empresa se reserva el derecho de moderar los comentarios y eliminar aquellos que sean injuriosos o violatorios de cualquier legislación vigente.
Todos los Derechos Reservados © 2020 Editorial La Mañana

La Mañana
RSS
Sitemap

Redes Sociales
Facebook
Instagram
Twitter

Miembro de
Logo Adepa
Adherente a Programas
ONU mujeres

Logo Footer