pixel facebook
Jueves 13 de Agosto de 2020

12 ° C Clima

Logo Editorial


ECONOMÍA Y COVID-19

Morosidad en pago de préstamos sigue en el 13%, pero se redujeron pedidos de informes crediticios

El titular de Informaciones Comerciales de Formosa no descartó que una vez finalizada la cuarentena, haya una suba en las cifras de incumplimiento y en la demanda de afectaciones


El presidente del Instituto de Informaciones Comerciales de Formosa, Oscar Montenegro, afirmó a La Mañana que en la actualidad, la mayoría de los consumidores y consumidoras de nuestro territorio cumple con el pago de sus préstamos personales, y que a pesar de la cuarentena, el nivel de morosidad se mantiene en el nivel histórico que siempre tuvo nuestra provincia, y que se ubica en el 13%, por lo cual de cada 100 personas, 13 tienen problemas para cumplir con sus compromisos asumidos.

Sin embargo, aclaró que desde el inicio del período de Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio, se redujo la cantidad de pedidos de informes crediticios por parte de las casas comerciales, por lo cual la base de datos del Instituto de Informaciones Comerciales de Formosa puede no reflejar el nivel real de morosidad que existe en la actualidad.

“El contexto restrictivo que tenemos en lo económico, financiero y social altera el comportamiento o la conducta de las personas en general para hacer frente a sus compromisos. Desde fines de marzo, cuando se implementó el aislamiento obligatorio, se generó una ‘paralización’ de las actividades comerciales, principalmente en el microcentro de nuestra ciudad, y también en algunos centros de actividad comercial en las principales ciudades del interior provincial. Esto se reflejó en nuestro servicio”, detalló el contador.

“Durante los primeros días de cuarentena, disminuyó casi a 0 la dinámica de consultas a nuestra institución sobre el nivel de cumplimiento de compromisos por parte de las personas. Luego, hubo un aumento paulatino de consultas, a pesar de que aún no llegamos a un nivel que pueda catalogarse como ‘normal’. Hay pedidos de informes, y algunas solicitudes de afectaciones”, explicó Montenegro a este diario.

“Históricamente, el índice de morosidad en función de nuestros registros ronda el 13%: un 11% compuesto por tomadores de créditos personales para consumo y un 2% integrado por garantías y por compromisos contraídos en carácter de co-deudores, al igual que por aquellos préstamos que se encuentran en gestión judicial. En general, estas cifras se mantienen, pero hay que considerar esta relativa ‘paralización’ en la dinámica de nuestro funcionamiento”, especificó.

“Puede haber alguna variación relevante, pero eso no se refleja en nuestra base de datos, porque las actividades están restringidas y existe un ‘compás de espera’ por parte de casas comerciales que otorgaron créditos. No hay un dinamismo que pueda resultar representativo. Pero recibimos por vía telefónica varias consultas de firmas adheridas al Instituto, sobre todo de casas que pertenecen al interior de la provincia, que se dedican a la venta de electrodomésticos y de artículos del hogar”, agregó.

Asimismo, el contador Montenegro dijo que de cada 10 consultas efectuadas al Instituto, entre dos y cuatro revelan datos de personas que tienen referencias de incumplimientos anteriores. “También, recibimos consultas presenciales de particulares que quieren saber acerca de su situación personal”, añadió.

“Hay personas que mantienen el comportamiento de tomar créditos para hacer frente a préstamos anteriores, o porque necesitan cambiar de casa o de departamento. Las Inmobiliarias suelen requerir un informe del Instituto sobre comportamiento histórico con respecto a los compromisos contraídos para poder efectuar algunas operaciones”, aseveró el experto.

Después de la cuarentena

Por otro lado, el profesional evaluó que una vez finalizado el aislamiento obligatorio, podría surgir una demanda de afectaciones que incremente la proporción histórica referida a los niveles de morosidad en el pago de los créditos.

“Si esto sucede, será consecuencia de múltiples variables. En Formosa, el Estado tiene un rol preponderante, y hasta determinante en el funcionamiento del sistema económico-financiero; y paga sueldos y aguinaldo en tiempo y forma”, opinó Montenegro.

“En paralelo, algunos sectores sufren los efectos de esta emergencia sanitaria en mayor medida que otros, como aquellas empresas que aún no tienen habilitación para poder prestar servicios al público; y algunas compañías dedicadas a la venta de bienes durables sentirán las consecuencias de la baja en la demanda que se está registrando hoy”, puntualizó.

“Las restricciones a la circulación derivan también en menor gasto en combustible y en realización de reuniones, por ejemplo. Esto puede servir para replantear las finanzas a futuro en las familias, y también en las empresas”, manifestó Oscar Montenegro.



Te puede interesar


No se encuentran Noticias Cargadas
Comentarios
Los comentarios publicados al final de cada nota son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden generar sanciones legales. La empresa se reserva el derecho de moderar los comentarios y eliminar aquellos que sean injuriosos o violatorios de cualquier legislación vigente.
Todos los Derechos Reservados © 2020 Editorial La Mañana

La Mañana
RSS
Sitemap

Redes Sociales
Facebook
Instagram
Twitter

Miembro de
Logo Adepa
Adherente a Programas
ONU mujeres

Logo Footer