pixel facebook
Jueves 06 de Agosto de 2020

26 ° C Clima

Logo Editorial


Jorge Román y su periplo iberoamericano


Por Washington


La VII edición de los Premios PLATINO Xcaret del Cine Iberoamericano dio a conocer sus ganadores el pasado 29 de junio, a través de una transmisión virtual, en donde grandes exponentes de la industria cinematográfica argentina tuvieron una participación destacada. Ricardo Darín, Juan José Campanella, Florencia Raggi y Gerardo Romano, entre otros, destacaban ya en la grilla de argentinos nominados, anunciada hace unos meses. “El cuento de las comadrejas”, “La odisea de los giles”, “El marginal III” y “Monzón” fueron la punta de lanza de las producciones nacionales que competían en las diferentes categorías. “Monzón” compartía su nominación como Mejor Miniserie o Teleserie con destacadas producciones como “El marginal III” y “La casa de papel”.
El actor formoseño Jorge Román, protagonista de esta biopic del ídolo de boxeo, dialogó con Cronopio acerca de su nominación como Mejor Interpretación Masculina en Miniserie o Teleserie, junto a grandes figuras internacionales como Álvaro Morte, Javier Cámara y Óscar Jaenada. Además, ponderó este reconocimiento de parte de la crítica especializada y adelantó una serie de actividades que llevará a cabo en conjunto con la Escuela de Cine de la provincia.
Román partió una vez desde su Palo Santo natal y emprendió estudios superiores en Resistencia. Ya como Profesor en Ciencias de la Educación, encaró su carrera de actuación en Buenos Aires, incursionó en televisión y teatro, y a partir del año 2000, inició su derrotero cinematográfico, donde encarnó papeles memorables, como “El Zapa” en “El Bonaerense”, lo que le permitió ganar notoriedad en la escena nacional.
Ya con una vasta trayectoria y desde su presente promisorio en los circuitos internacionales, recuerda entre risas con este Suplemento: “En esta repercusión internacional, me llama mucho la atención que ahora más de un periodista me dice: ‘Vos sos formoseño, ¿no? De Palo Santo, ¿no?’. Cada vez que me dicen eso, me hacen como esa introducción. Y hace unos años, en Italia, un periodista me dice: ‘Usted, Román, es de Palo Alto, ¿no? De Argentina’. Bueno, estuvo cerca”.

---------------------------------------------------------------------------------

¿Cómo tomó este reconocimiento tan importante al cine nacional de la mano de los Premios PLATINO Xcaret?
- “A la nominación tengo que admitir que la tomé con total sorpresa, porque la verdad es que no me la esperaba. Porque pasó lo siguiente: antes de la nominación oficial, un mes antes más o menos, le llegó a la productora, a Pampa Films, la nómina de precandidatos. Y dos cosas pensé: entre los precandidatos había series como ‘La casa de papel’, de una repercusión internacional muy fuerte; y los actores de ‘La casa de papel’… Javier Cámara, que es un señor actor español para mí, entre otros. Y para mí, tenía más posibilidades ‘El marginal’ en cuanto a actores, en cuanto a todo, porque la repercusión internacional a nivel latinoamericano era mucho más fuerte, porque se lo pasaba en canales de aire. Y ‘Monzón’ se pasaba primero por cable y después recién, en este último tiempo, por Netflix. Entonces yo, cuando vi todo eso, dije: ‘Olvidate’ (risas). Así que cuando me llega la confirmación -después de esa precandidatura- de que estaba nominado, fue una sorpresa agradable, obviamente, pero me impactó”.

Hace más de 20 años que incursiona en el cine. ¿Siente que comenzó a cosechar reconocimientos internacionales a título personal o más bien lo tomó de sorpresa la repercusión de esta serie?
- “Sí, claro. Yo cuando pienso en la serie de ‘Monzón’, la pienso como una película, porque la factura técnica con la que está trabajada está hecha de detalles y tiempos cinematográficos. Pero es la primera vez que yo incursiono así, de manera tan grosa, en televisión. A la repercusión desde algún lugar la esperaba, favorable o no, porque en la previa había mucho interés en la prensa por lo que significó Monzón desde el punto de vista deportivo, desde el punto de vista del crimen, y también era la primera serie de ficción adulta que co-producía Disney. Entonces eso también le agregaba un aspecto que hacía que el ojo de los críticos y de la prensa nacional e internacional estuviera puesto allí.
Entonces para mí, no dejaba de generarme temor, porque sabía que iba a estar en una exposición muy grande a partir de ahora. Así que este tipo de nominaciones o reconocimientos me dicen que -bueno, a mí particularmente- estoy trabajando bien, estoy haciendo las cosas con el cariño y la responsabilidad que debo. Esto también tiene que ver con el hecho de que a veces me preguntan qué pasa con el cine. A nivel internacional, siento que desde que estoy en cine, desde el 2000 en adelante, la mirada internacional por el cine argentino (Europa, América y ahora incluso Asia -estuve, de hecho, hace unos años en la India-) siempre es con un respeto y una admiración muy grandes. Ahora pasa que con la incursión de las series, cada vez más las productoras (en el caso de ‘Monzón’, entró Disney) pusieron el ojo en la Argentina. Y también en cuanto a ‘Monzón’, la cadena Turner, con la distribución de la serie en TNT, Space, Fox, etc, pone el ojo en un lugar donde dicen: ‘Epa… acá hay técnicos, profesionales y actores de un nivel elevado’. Eso también fue lo que me dejó ‘Monzón’ en cuanto al comentario de los productores a nivel internacional, al darse cuenta de que hay en el producto un nivel muy alto y compacto, tanto a nivel de realizadores y técnicos, como de los actores. Creo y deseo que eso signifique para la Argentina mayores fuentes de trabajo. Creo que está puesto el ojo en nuestro país, sobre todo ahora con las series. En cuanto al cine, ya hace un tiempo es esperada la producción nacional, así que esto me parece una hermosa novedad, lo de las series en televisión”.

¿Qué significó para usted la nominación a la Mejor Interpretación Masculina en Miniserie o Teleserie, junto a actores como Álvaro Morte, Javier Cámara o el propio Óscar Jaenada?
- “El hecho de que estuviera nominado con Jaenada, con Cámara, con Morte… Digo, son de una talla actoral enorme. Por otro lado, también es un orgullo porque todos ellos son españoles. Y de repente era como: ‘Mirá… el único argentino ahí, metido’. Así que fue una sorpresa, me impactó, no me lo esperaba, la verdad… Y es un lindo reconocimiento. Si tengo que confesar, yo pensaba que la que más tenía posibilidades de ganar era la serie. Pero no ganó. Hay algo también que tiene que ver con la repercusión mediática que tienen los nombres y las series, seguramente. Y lo que me pasa también es que verme en fila con estos señores, con esa trayectoria internacional que tienen, fue un hermoso reconocimiento”.

Como Mejor Miniserie o Teleserie, “Monzón” tenía grandes competidores también, como “El marginal III” o “La casa de papel”. ¿Cómo fue trabajar con Jesús Braceras y Gabriel Nicoli en esta serie?
- “Trabajar con Jesús Braceras, el director, y Gabriel Nicoli, que dirigía la segunda unidad y que además era uno de los guionistas de la serie, era un placer porque ellos como directores tenían muy claro lo que buscaban, lo que pretendían. Entonces eso a nosotros, los actores, cuando nos encontramos con directores que tienen muy claro el objetivo, lo que buscan, nos relaja muchísimo y nos da mucha confianza. Y además, el plus en el caso de ellos es que disfrutan mucho de estar en el set con los actores. Entonces se dan todo el tiempo para buscar el detalle, para ensayar, para improvisar, para grabar tantas veces sea necesario. En el caso de ‘Monzón’ específicamente, los tiempos de grabación tenían que ver con un tiempo más cinematográfico. Nosotros no estábamos con veinte escenas diarias, como puede ser una tira de televisión. Nosotros no pasábamos de seis escenas. Entonces teníamos el cuidado profesional del detalle que, bueno... después en la producción se vio. Y los guiones estaban muy bien escritos en cuanto a abarcar distintos puntos de vista y a orientarnos muy bien a todos los actores. Así que me gustó mucho trabajar con ellos”.

¿Cuál fue su trato con la figura de Carlos Monzón antes de encarnarlo? ¿Era parte de sus ‘ídolos’ o más bien lo reconstruyó desde cero para interpretarlo?
- “Para darle forma a la figura de Monzón, recuerdo que cuando nos encontramos -ya confirmados en el papel- con Mauricio Paniagua, el Monzón joven y deportista, y yo, el adulto, una de las cosas que nos tranquilizaron mucho es que el director nos dijo que nosotros no íbamos a hacer una copia fotográfica de Monzón, no lo íbamos a imitar a él a rajatabla, porque no era esa la idea y porque además -él nos dijo de manera muy realista- eso iba a significar estar uno o dos años ensayándolo y tratando de interpretarlo. Y una de las cosas que el director nos dijo es que, como Mauricio es misionero y yo formoseño -y tenemos más o menos la misma tonada-, la idea era que no habláramos ‘porteño’, que no apareciera el porteño para nada. Entonces, se trataba de hablar de la manera en que lo hacíamos naturalmente. Obviamente, después en el set, a eso había que darle un tiempo y algunos giros más complejos. Pero era esa la base del ‘tipo venido del interior’. Y otra cosa era el entrenamiento boxístico, sobre todo en Mauri, que era el que le iba a dar forma al boxeador profesional. Yo hice también entrenamiento con Martín Coggi -el hijo de ‘Látigo’ Coggi-, pero lo mío iba más por el lado del conflicto que vive él humanamente a partir de su retiro, con toda la debacle que vive y con todo lo que sucede con el femicidio y la cárcel. Yo conocía bastante de la vida de él a nivel deportivo. Una vez que se retira en el ‘77 después de Valdez, ya no lo seguí. Así que para esa parte tuve que munirme de bastante material escrito, fílmico, grabaciones, sobre todo de él en la cárcel. Con esos elementos, más lo ensayos y el guion, y -muy a pesar mío- con un mes de estar en ida y vuelta, ya estuve en el set grabando. Así que esa fue mi preparación. No me encontré con ningún testigo directo, porque tampoco quería que me influyan otras cosas más que la creación que íbamos a hacer a partir del guion con el director y con los otros actores”.

¿Cómo evalúa la inserción del cine iberoamericano en el mundo entero?
- “Dos cosas: una es que todas las producciones audiovisuales televisivas y cinematográficas tienen cada vez más repercusión a nivel internacional y siento que la zona del NEA (Misiones, Corrientes, Chaco, Formosa) y Paraguay están cada vez más siendo reconocidos en el exterior. Y creo que Formosa en los próximos años va a tener mucho que decir al respecto, por la posición privilegiada que tiene, porque todo está para hacerse y porque hay un puntal ahí de la ENERC Sede NEA que me parece que va a marcar una diferencia. Entonces, actores, directores, productores… me parece que se tienen que preparar, porque creo que se viene un tiempo de mucho trabajo y de trascendencia para la provincia y para la zona. Por otro lado, yo voy a estar muy pronto dando seminarios y talleres para la Escuela de Cine y para la cultura de la provincia. Inicialmente va a ser on-line. También quiero adelantar que estaremos publicando cuadernos míos de actuación en cine”.



Te puede interesar


No se encuentran Noticias Cargadas
Comentarios
Los comentarios publicados al final de cada nota son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden generar sanciones legales. La empresa se reserva el derecho de moderar los comentarios y eliminar aquellos que sean injuriosos o violatorios de cualquier legislación vigente.
Todos los Derechos Reservados © 2020 Editorial La Mañana

La Mañana
RSS
Sitemap

Redes Sociales
Facebook
Instagram
Twitter

Miembro de
Logo Adepa
Adherente a Programas
ONU mujeres

Logo Footer