pixel facebook
Domingo 09 de Agosto de 2020

23 ° C Clima

Logo Editorial


SALUD MENTAL Y CORONAVIRUS

La mayoría de los psicólogos de Formosa atienden de forma presencial y remota

No obstante, se recomienda la atención de forma remota. A su vez, se señaló que en cada sesión presencial se cumple el protocolo acordado con el Consejo de Atención Integral de la Emergencia COVID-19


Alejandra Carrizo

En diálogo con La Mañana, la presidenta de la Asociación de Psicólogos de Formosa, Alejandra María Carrizo, aseguró que la mayoría de los psicólogos y psicólogas atienden de manera presencial y virtual, y que son “muy pocos” quienes encaran las sesiones de terapia de una sola forma.

Además, la licenciada dijo que tanto las autoridades provinciales como la Asociación de Psicólogos recomiendan la atención de forma remota, y dar lugar a la atención presencial en caso de que hubiera una situación que cada profesional considere de “emergencia subjetiva”, o si el o la paciente no contara con medios para sostener una sesión virtual.

Al mismo tiempo, la profesional indicó que durante cada encuentro presencial, se respetan las normas establecidas en el protocolo acordado dentro del acuerdo de “corresponsabilidad” firmado entre la Asociación y el Consejo de Atención Integral de la Emergencia COVID-19.

En este sentido, detalló que el equipo de protección personal es el mismo sugerido para la mayoría de los profesionales de la salud: tapabocas o barbijo y, en algunos casos, la mascarilla. También, se procura mantener dos metros de distancia y las medidas de higiene, como la desinfección del consultorio después de la atención de cada paciente con rociadores que contendrán lavandina al 1% en agua y friccionar en las superficies de mayor contacto, como picaportes, pasamanos o escritorios.

También, detalló que al momento de solicitar el turno, se le pregunta a cada paciente si tiene síntomas de COVID-19; y en caso de que eso ocurra, cada profesional debe descartar la consulta e informar el caso a través del número telefónico 107.

Sumado a esto, se efectúa la toma de temperatura a cada persona antes de ingresar al consultorio, y se deja un margen de 20 minutos entre sesiones para garantizar la desinfección de los puntos de contacto y ventilación de lugar; y el tiempo estipulado para cada sesión asciende a los 40 minutos.

Por otra parte, Carrizo reveló que cada profesional del área procura informar por adelantado a cada paciente, a manera de “encuadre de trabajo”, acerca de las particularidades del contexto en el cual se desarrollará cada sesión, con el fin de atenuar el impacto de ingresar a un ambiente diferente al habitual, y con otro tipo de acercamiento con el o la terapeuta.

“Como trabajadores de la salud mental, y teniendo en cuenta la particularidad de aquellas situaciones en las cuales intervenimos, y por una cuestión de respeto hacia los usuarios de los servicios de salud mental, consideramos que primero hay que preparar a la persona, para que sepa que se va a encontrar con un escenario diferente al que suele hallar en sus sesiones cotidianas, sin el habitual saludo, y con cada profesional utilizando los elementos de protección”, explicó Carrizo a este diario.

“Nosotros trabajamos con la cercanía física y afectiva, con la mirada. Trabajamos mucho con la singularidad, con el ‘caso por caso’. Queremos que la distancia física que estamos obligados a mantener no implique un distanciamiento emocional, afectivo o subjetivo. Queremos estar presentes, aunque no podamos estar físicamente al lado del otro. Nos interesa la cercanía emocional, afectiva y subjetiva, a pesar del distanciamiento físico”, especificó.

“Por otro lado, como trabajadores del campo de la salud mental, queremos que aquellas medidas que se aplican en el marco del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio, sean implementadas de una manera respetuosa, en el marco del buen trato humanitario”, agregó.

“Hoy se utiliza un lenguaje ‘militarizado’. Se habla de ‘caso sospechoso’, o de ‘estar en la trinchera’. Nosotros quisiéramos que esto no se transforme en una situación en la cual se observa al otro como un ‘enemigo’, y hablamos de una ‘ética del cuidado’, en la cual el cuidado propio implique una forma de cuidar al otro, para que el cuidarme a mí mismo no implique expulsar al otro”, expresó.

“Todos estamos apelando a la creatividad, aprendiendo de los errores y consultándonos. Esta situación nos lleva a desarrollar mayores redes de apoyo mutuo, y de construir con otros las mejores formas de cuidarnos”, manifestó.

Por último, Alejandra Carrizo sostuvo que en Formosa se registra una “precarización laboral” de numerosos profesionales de la Psicología, que hoy son monotributistas y no gozan de los mismos derechos que otras personas que se desempeñan en el campo de la salud mental.

Atención de casos de crisis emocional

La licenciada Alejandra Carrizo señaló que la Asociación de Psicólogos de Formosa está a favor de que en Formosa se habilite un servicio de atención telefónica gratuita y estatal para aquellas personas que atraviesan una crisis emocional en el marco de la cuarentena actual, como se viene implementando en otras Jurisdicciones del país, para así ofrecer desde el Estado provincial “medidas de acompañamiento y de sostén ante situaciones de crisis y de malestar”.

Sin embargo, recordó que a nivel local, hay entidades civiles que brindan asistencia de ese tipo, de manera gratuita. En este marco, mencionó que a través de distintas Asociaciones se conformó recientemente el grupo ‘#FormosaRESILIENTE’, destinado a promover acciones en el campo de la salud mental frente a situaciones de emergencia, y que convocó a numerosos representantes de diversas instituciones que abordan la problemática de la salud mental en la provincia.

Asimismo, afirmó que dentro de la Asociación de Psicólogos, hay colectivos de profesionales que ofrecen líneas telefónicas y acompañamiento gratuito. “Estas situaciones son una oportunidad para profundizar las acciones solidarias y para poner al alcance de todos dispositivos de atención a la población que impliquen una atenuación del malestar que genera el contexto actual, y que será diferente, de acuerdo a las características de la personalidad, la historia previa de cada persona, y a cómo impacta esta ruptura de lo que para nosotros era cotidiano y habitual”, expuso.

“Yo trabajo en el Hospital de la Madre y el Niño, y desde el inicio de la pandemia, nosotros hemos dispuesto nuestros teléfonos para el acompañamiento del personal de salud, que trabaja de manera cotidiana en el marco de la pandemia”, añadió.



Te puede interesar


No se encuentran Noticias Cargadas
Comentarios
Los comentarios publicados al final de cada nota son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden generar sanciones legales. La empresa se reserva el derecho de moderar los comentarios y eliminar aquellos que sean injuriosos o violatorios de cualquier legislación vigente.
Todos los Derechos Reservados © 2020 Editorial La Mañana

La Mañana
RSS
Sitemap

Redes Sociales
Facebook
Instagram
Twitter

Miembro de
Logo Adepa
Adherente a Programas
ONU mujeres

Logo Footer