pixel facebook
Jueves 02 de Abril de 2020

24 ° C Clima

Logo Editorial


PLANTEOS AL ESTADO

Félix Díaz dijo que apuesta al diálogo pero reclama participación del pueblo indígena en las decisiones

El dirigente aborigen confió en que con el nuevo Gobierno nacional, la provincia pueda mejorar sus políticas hacia las comunidades aborígenes


El presidente del Consejo Consultivo y Participativo de Pueblos Indígenas de Argentina, Félix Díaz, calificó de “muy buena” la iniciativa del Gobierno nacional de crear una mesa para la resolución de conflictos territoriales con los pueblos originarios.

Este acuerdo fue firmado recientemente en la ciudad de Tucumán, en el marco de la reunión del Consejo de Seguridad Interior, presidida por la ministra de Seguridad de la Nación, Sabina Frederic.

En diálogo con La Mañana, el dirigente de la comunidad Qom de La Primavera elogió esta medida del Gobierno nacional, pero advirtió que “la parte negativa es la falta de presencia de los pueblos aborígenes, porque el indígena es el que entiende mucho mejor y sabe lo que le pasa a su gente”.

En ese sentido, dijo que los organismos estatales como el INAI (Instituto Nacional de Asuntos Indígenas) y el ICA (Instituto de Comunidades Aborígenes) “no son representantes de los pueblos indígenas porque los funcionarios que asumen esa responsabilidad son elegidos por el poder político, y el líder indígena es elegido por sus comunidades”.

“Entonces –añadió-, esas son las voces autorizadas para proponer, discutir, escuchar y también sugerir algunas propuestas para ponerse de acuerdo a fin de resolver los conflictos, no convocándolo cuando los puntos a tratar ya están cerrados”.

Acerca de esta mesa de resolución de conflictos, Díaz comentó que se encuentran a la espera de poder hablar con el secretario de Derechos Humanos de la Nación, Horacio Pietragalla, y con la presidenta del INAI, Magdalena Odarda, a fin de charlar sobre este tema y también sobre el funcionamiento del Consejo Consultivo de los Pueblos Indígenas de la República Argentina.

Aseguró que la idea del organismo que preside es “colaborar en la política nacional y acompañar esta propuesta que se inició mediante la decisión de este Gobierno nacional. Para nosotros es importante que tengamos participación para colaborar con esta política, acompañando las políticas públicas para los pueblos indígenas”, remarcó.

Insistió en señalar que “esa es la falencia que tiene el Estado: no incluir a los líderes indígenas para poder guiar ese trabajo. La lengua materna a veces dificulta el diálogo en castellano con las autoridades que no conocen la idiosincrasia del pueblo indígena”.

Díaz reconoció que propuestas para resolver los problemas de las comunidades indígenas “hay muchas”, pero volvió a advertir que “si no hay participación aborigen, no va a salir como se piensa, porque el Estado siempre fracasó al llevar las cosas ya servidas y terminadas y sin la participación aborigen”.

También cuestionó el hecho de que los gobiernos esperen que los pueblos reciban esas obras con gratitud. “No debe ser así, porque es obligación del Estado, que gasta mucha plata y hace mal las cosas, y los trabajos que realizan no sirven, se rompen, porque no hay coordinación entre Estado y pueblo indígena y nadie controla a las empresas que deben hacer las obras”.

El problema del agua

Más adelante, el dirigente de la comunidad Qom dijo que en estos días, todas las comunidades aborígenes en el interior provincial tienen el problema del acceso al agua sana, para el consumo humano.

“Es uno de los graves problemas que estamos teniendo como pueblo indígena”, resaltó.

Con respecto a la nueva administración en la Casa Rosada, Félix Díaz consideró que la llegada de un Gobierno nacional que tiene el mismo lineamiento político que el de la provincia de Formosa “facilitaría muchas cosas para nuestras comunidades”.

El diálogo antes que el corte de ruta

Acerca de la forma en que los pueblos indígenas deben plantear sus reclamos, Félix Díaz advirtió que “cortar rutas ya no es lo mismo que antes”, y rápidamente dejó en claro que “ahora hay maneras de poder resolver estos temas a través del diálogo”.

De todas formas, consideró que la autoridad política “debe escuchar a las comunidades, porque lo que genera conflictos es cuando los pueblos se cansan porque no los escuchan”.

“Siempre nos miran como los únicos que hacemos el mal cuando estamos reclamando algo justo, porque es un derecho humano tener agua o luz. Por eso es importante que el Gobierno tenga la humildad de sentarse con todos los líderes aborígenes de la provincia”, añadió.

“Ojalá que eso no suceda”, respondió ante la consulta sobre los cortes de ruta que implementan algunas comunidades. “Mi deseo es que tiene que haber un diálogo, porque esa es la herramienta eficaz para destrabar este conflicto. Si esta mesa de resolución de conflictos nos incluye, sería lo ideal para que nosotros podamos ser parte de la solución al problema que tienen pueblos indígenas en distintos puntos del país”, concluyó el dirigente indígena de La Primavera.



Te puede interesar


No se encuentran Noticias Cargadas
Comentarios
Los comentarios publicados al final de cada nota son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden generar sanciones legales. La empresa se reserva el derecho de moderar los comentarios y eliminar aquellos que sean injuriosos o violatorios de cualquier legislación vigente.
Todos los Derechos Reservados © 2020 Editorial La Mañana

La Mañana
RSS
Sitemap

Redes Sociales
Facebook
Instagram
Twitter

Miembro de
Logo Adepa
Adherente a Programas
ONU mujeres

Logo Footer