pixel facebook
Jueves 02 de Abril de 2020

24 ° C Clima

Logo Editorial


Asistencia social


Mientras la mayor parte de la ciudadanía espera que la actual gestión nacional logre implementar más medidas para revertir la crisis actual y mejorar los indicadores económicos y sociales en el corto plazo, resulta importante tener en cuenta algunas recomendaciones tendientes a tratar otra de las problemáticas que no fue resuelta por la administración de Cambiemos: la falta de una política social que no se quede en el mero asistencialismo y que se traduzca en una amplia y adecuada inserción laboral para los sectores más vulnerables.

El Instituto para el Desarrollo Social Argentino recordó que desde el punto de vista discursivo, los planes asistenciales son planteados como un paliativo transitorio, en un marco en el cual se entiende que la solución es crear más empleos de calidad. Pero la realidad de las últimas décadas muestra que la asistencia social se convirtió en una acción permanente del Estado, que no se traduce en una adecuada inserción laboral de los grupos sociales más necesitados.

A su vez, se conoció que según la encuesta de hogares del Instituto Nacional de Estadística y Censos, tomando las personas mayores de 20 años de edad, se observa que: el 60% de los beneficiarios de planes asistenciales no terminó la Secundaria, mientras que entre quienes tienen un empleo formal sólo el 25% no terminó la educación Media; otro 36% de quienes cobran planes asistenciales finalizó la Secundaria, mientras que entre quienes tienen empleo formal, el 30% tiene sólo Secundaria completa; y sólo un 4% de los beneficiarios de planes asistenciales tiene estudios superiores, mientras que entre quienes tienen un empleo formal, esta proporción es del 45%.

Estos datos, según el IDESA, demuestran que el perfil educativo de los beneficiarios de planes asistenciales no se condice con los requerimientos educativos de aquellas empresas privadas que generan empleos formales. De este modo, las necesidades de las compañías superan holgadamente los bajos niveles educativos de las personas “entrampadas” en los planes asistenciales.

Desde hace mucho tiempo, diferentes analistas vienen marcando la urgencia de brindar más y mejor capacitación a quienes viven de las ayudas asistenciales. No obstante, algunas personas sostienen que ese tipo de formación no reemplaza a la educación formal, y que en muchos casos genera que los beneficiarios o beneficiarias sólo consigan algún empleo no registrado.

Según el INDEC, cerca de la mitad de aquellos adultos que reciben ayudas asistenciales declaran estar trabajando, de los cuales la totalidad lo hace en la informalidad, sea como asalariado no registrado en pequeños emprendimientos o como cuentapropista.

Por lo expuesto, lo recomendable es que el Gobierno nacional amplíe los niveles de permanencia en el Sistema Educativo y mejore los contenidos que se dican, especialmente en los niveles Secundario, Terciario y Universitario, incorporando saberes relacionados con las nuevas tecnologías y con otros conocimientos vinculados con los principales requerimientos del sector privado productivo; y resulta fundamental no dejar de plantear este tipo de discusiones, aunque el contexto actual indique que otras cuestiones merecen ser atendidas con urgencia.



Te puede interesar


No se encuentran Noticias Cargadas
Comentarios
Los comentarios publicados al final de cada nota son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden generar sanciones legales. La empresa se reserva el derecho de moderar los comentarios y eliminar aquellos que sean injuriosos o violatorios de cualquier legislación vigente.
Todos los Derechos Reservados © 2020 Editorial La Mañana

La Mañana
RSS
Sitemap

Redes Sociales
Facebook
Instagram
Twitter

Miembro de
Logo Adepa
Adherente a Programas
ONU mujeres

Logo Footer