pixel facebook
Jueves 27 de Febrero de 2020

35 ° C Clima

Logo Editorial


Las estaciones de servicio afirman que no pueden pagar el aumento salarial de $ 4.000

Se aclaró que los propietarios de los surtidores están dispuestos a negociar con el Gobierno nacional, pero pidieron tener en cuenta la capacidad contributiva, y los costos que se abonan a las tarjetas de crédito


Medios nacionales informaron que las entidades que nuclean a los propietarios de estaciones de servicio advirtieron al Ministerio de Trabajo de la Nación que no están en condiciones de hacer frente al pago del aumento salarial de $ 4.000 establecido por decreto. A través de una carta enviada al ministro Claudio Moroni, señalaron que el sector “no tiene espaldas para seguir asumiendo cada vez más erogaciones, máxime si la relación precio por volumen no revierte su vigente plena caída”.

La misiva lleva el membrete de la Federación de Empresarios de la República Argentina (Fecra) y cuenta con el aval de otras entidades, como Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines (Cecha) y la Cámara que agrupa a los expendedores de GNC, entre otras.

La medida nacional, dispuesta a través del Decreto 14/20, estipula un incremento de $ 4.000 para cada trabajador y trabajadora, con carácter remunerativo y que será a cuenta de las negociaciones que se encararán en paritarias.

Al ser consultado sobre este tema, el presidente de la Asociación de Estaciones de Servicio de Formosa, Angel Luis Bigatti, afirmó a La Mañana que la entidad está incluida dentro de Fecra, una de las Confederaciones que comunicaron que no pueden abonar el aumento decretado por la gestión nacional, y marcó la necesidad de tener en cuenta los diferentes costos que afrontan los surtidores, incluyendo los impuestos y los montos percibidos por las tarjetas de crédito.

“En esto tiene que ver una cuestión central de la ciencia económica y de la política fiscal, que es el respeto de la capacidad contributiva, y también la igualdad de oportunidades para las regiones del país. Las estaciones de servicio pagan sueldos bastante buenos, y respetan las normas laborales. Estas medidas que se toman de manera generalizada, no tienen en cuenta cuestiones que atentan contra las fuentes de trabajo”, relató.

“El 50% de lo que recaudan las Estaciones está representado por impuestos. Del resto, los surtidores reciben solo un pequeño porcentaje, con lo cual deben hacer frente a más impuestos, y a los elevados costos del sector financiero. Las tarjetas de crédito les quitan a las Estaciones entre el 15 y el 16% del total de sus ingresos brutos”, explicó Bigatti a este diario.

Por lo expuesto, el contador subrayó la urgencia de que el Estado nacional analice la situación actual. “Ante esta medida, que a lo mejor fue poco pensada, los estacioneros le están diciendo ‘no’ al Gobierno nacional. A mi entender, esto nunca había sucedido. No lo vi en los años que llevo como estacionero, desde 1974. El sector hizo algo similar a lo que realizó el sector agropecuario en 2008. No digo que la situación sea alarmante, pero es delicada”, aseveró.

A continuación, el empresario pidió recuperar el “punto de equilibrio”, la intersección entre la curva de ingresos totales y costos totales, que se fue perdiendo con el tiempo debido a la inclusión de mayores impuestos y obligaciones. “Por ejemplo, viene el Estado a controlar las condiciones de las mangueras de los surtidores, y para efectuar ese servicio nos cobran una barbaridad. Hoy, una Estación tiene que vender 400.000 litros mensuales para no perder dinero. Al mismo tiempo, hay que pagar varios seguros. Escucho a los colegas, y me dicen que están cada vez peor”, manifestó.

“En este momento están en juego las fuentes de trabajo”

Por otro lado, se aclaró que el sector de las estaciones de servicio está dispuesto a dialogar con las autoridades nacionales, para encontrar una solución. “Nosotros siempre estamos del lado del empleado. ¿Quién no está de acuerdo con que los empleados ganen mejor? Pero también tenemos que cuidar las fuentes de trabajo. Eso es lo que está en juego en este momento”, planteó.

Por último, Angel Luis Bigatti destacó la propuesta de unificar los precios de los combustibles en la región NEA, mencionando que esa iniciativa ahora fue impulsada por los dueños de las estaciones de servicio de Misiones, pero que también fue formulada por los propietarios de los surtidores hace varios años. “No es un planteo nuevo. A la Patagonia, por su distancia con los centros de producción, le fijan combustibles más económicos. No solicitamos contar con las naftas más baratas, pero pedimos dejar de tener los combustibles más caros de la Argentina”, manifestó.



Te puede interesar


No se encuentran Noticias Cargadas
Comentarios
Los comentarios publicados al final de cada nota son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden generar sanciones legales. La empresa se reserva el derecho de moderar los comentarios y eliminar aquellos que sean injuriosos o violatorios de cualquier legislación vigente.
Todos los Derechos Reservados © 2020 Editorial La Mañana

La Mañana
RSS
Sitemap

Redes Sociales
Facebook
Instagram
Twitter

Miembro de
Logo Adepa
Adherente a Programas
ONU mujeres

Logo Footer