pixel facebook
Viernes 15 de Noviembre de 2019

19 ° C Clima

Logo Editorial


El déficit fiscal


Uno de los problemas económicos más graves que tiene la Argentina es el déficit fiscal, debido a que el Estado nacional gasta más de lo que recauda. Si bien existen economistas que afirman que un país puede lograr crecimiento económico con equidad social y al mismo tiempo “convivir” con cierto nivel de déficit, es importante tener en cuenta algunos datos que se difundieron en los últimos días, para que se conozcan más informaciones que permitan hallar una solución para este flagelo.

Según el Instituto para el Desarrollo Social Argentino (IDESA), el déficit fiscal total se compone del desequilibrio del sector público más el déficit “cuasi fiscal” representado básicamente por las Letras de Liquidez que emite el Banco Central; y se planteó que para dimensionar los riesgos de cubrir estos desequilibrios con emisión monetaria, hay que observar una serie de datos.

En este sentido, el IDESA informó que a diciembre del 2019, el déficit del Sector Público Nacional total -primario más intereses de deuda pública- ascenderá a aproximadamente 1 billón de pesos; el stock de Letras de Liquidez acumulado en el Banco Central y cuya contraparte son plazos fijos de la gente asciende a 1,2 billones de pesos; y la cantidad de dinero en pesos en manos de la gente -efectivo, cuentas corrientes y cajas de ahorro- asciende a 2,2 billones de pesos.

Esta información permite inferir que si el déficit del Sector Público Nacional más el stock de Leliq en el Banco Central se monetizaran, la cantidad de pesos en manos de la gente se duplicaría. En esta línea, se advirtió que una presión monetaria de este nivel en la actual situación -inflación del orden del 55% anual y en crecimiento, recesión y severa escasez de dólares- tiene altas probabilidades de llevar a una hiperinflación.

Por este motivo, diversos especialistas señalan que si el Frente de Todos se impone en las elecciones presidenciales del 27 de octubre, se debe consensuar un plan de ordenamiento del Estado con diversos sectores, y que esto se tiene que conseguir tras lograr un acuerdo con la actual administración para concretar una transición ordenada. Aunque para ciertos analistas políticos estos consensos resultan difíciles de obtener, los números de la realidad indican que la situación no genera margen para mezquindades ni para cualquier otra actitud que no apunte al bienestar general por sobre los intereses particulares.

En este contexto tan difícil, se requieren mesura y responsabilidad, dos características que no se observan en algunos postulantes que procuran obtener votos en la actual campaña electoral. Pero las cuestiones que están en juego son demasiado importantes para no ser puestas por encima de las aspiraciones de acceder a la presidencia o de ampliar la representación en el Congreso.

Entonces, es recomendable que por encima de las promesas electoralistas y las propuestas voluntaristas, se piensen soluciones concretas para enfrentar todas las cuestiones que se vinculan con las presiones que existen sobre el dólar y los precios, a través de estrategias en las cuales cada sector haga su aporte para que el país pueda evitar una hiperinflación, salir de la emergencia actual y comenzar a pensar en un plan de desarrollo económico que permita construir un futuro mejor.



Te puede interesar


No se encuentran Noticias Cargadas
Comentarios
Los comentarios publicados al final de cada nota son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden generar sanciones legales. La empresa se reserva el derecho de moderar los comentarios y eliminar aquellos que sean injuriosos o violatorios de cualquier legislación vigente.
Todos los Derechos Reservados © 2019 Editorial La Mañana

La Mañana
RSS
Sitemap

Redes Sociales
Facebook
Instagram
Twitter

Miembro de
Logo Adepa
Adherente a Programas
ONU mujeres

Logo Footer