pixel facebook
Miércoles 23 de Octubre de 2019

14 ° C Clima

Logo Editorial


Optimismo o pesimismo: una actitud ante la vida

El optimista ve de la rosa “la rosa” y el pesimista ve de la rosa “la espina”.


Nos podemos quejar porque los rosales tienen espinas o alegrarnos porque los espinos tienen rosas. (Abraham Lincoln)

Hoy más que nunca debemos ejercer una mirada optimista de cara a las circunstancias, no solamente porque esto incide directamente sobre el tipo de respuestas que daremos, sino también porque incide sobre la calidad de vida que llevaremos, juntamente con las nuevas realidades que como comunidad construiremos desde el lugar y modo en que estemos.

Optimismo significa enfrentar los problemas de la vida sabiendo que, con esfuerzo y capacidad, vamos a poder solucionar y vamos a lograr nuestros objetivos y deseos.

Saber, desde tu ser interno, que tienes la fuerza y requisitos necesarios para sobreponerte a cualquier dificultad y para lograr una vida plena y feliz.

¿Cómo te consideras? ¿Optimista o pesimista?

El optimismo es una actitud basada en la manera de “percibir y evaluar” una situación con los probables resultados.

El pesimismo también.

En la niñez aprendemos cualquiera de las dos actitudes.

Lo hacemos viendo la forma de ser de nuestros padres y de otras personas importantes referentes para nosotros, escuchando sus comentarios y comportamientos ante los problemas.
Con el tiempo, nuestras propias experiencias refuerzan o debilitan esa actitud y creencia aprendida.

Si aprendiste a ser pesimista, puedes aprender a ser optimista, eso es una elección personal.

Winston S. Churchill afirma que “un pesimista ve la dificultad en cada oportunidad; un optimista ve la oportunidad en cada dificultad”.
El optimismo es fundamental para una vida de éxito y te ayudará a:

  1. Salir adelante en la vida.
  2. Resolver mejor los problemas.
  3. Proyectar favorablemente.
  4. Disminuir los sufrimientos.
  5. Entre otros tantos beneficios.

El pesimismo te limita porque:

  1. Te impide ver con claridad y objetividad el problema y la solución.
  2. Te aumenta el estrés.
  3. Te aumenta la preocupación.
  4. Te aumenta la duda y la confusión.
  5. Contagia la negatividad a los demás, etc.

Se es optimista cuando:

  1. Separas la parte positiva de las negativas y te das cuenta de que no todo está mal o perdido, rescatando cosas buenas; actitud que influye en tu estado de ánimo y dimensión más objetiva de los panoramas analizados.
  2. Confías en que los resultados van a ser posibles y positivos y el esfuerzo o recursos que necesitas estarán disponibles para ti.
  3. Reconoces tu parte de responsabilidad, te percibes en eje y control, fortaleciéndose tu autoestima y motivación.
  4. Conservas tu tranquilidad para analizar detalladamente el o los problemas, facilitándose mejores tomas de decisiones y encontrando alternativas de soluciones.
  5. Perseveras en tu buena disposición y apertura, orientándote a encontrar mayores probabilidades de tener éxito en aquello en que te enfocas y emprendes.
  6. No te das por vencido y buscas nuevas opciones al no obtener los resultados esperados con lo que estás haciendo.
  7. Por tus decisiones y acciones no pones en riesgo tus relaciones familiares, sociales y laborales.
  8. Disminuyes el estrés, mejorando tu calidad de vida y salud.
  9. Encuentras el sentido y disfrutas de la vida, a pesar de las circunstancias adversas.
  10. Aceptas que las cosas no siempre son como quieres, pero no por eso tienen que ser malas.
  11. Te preguntas “para qué” y no “por qué a mí”.
  12. Aprendes de los errores, saliendo fortalecido de ellos.
  13. Permites que lo que te entusiasma sea más grande y fuerte que lo que te detiene; y a pesar de tener miedo, vas por tus sueños.
  14. Tienes sentido del humor, sabes jugar, te sabes reír de ti mismo.
  15. No buscas un salvador o guía externo y te conduces por tu sano criterio, discernimiento y escuchando la voz de tu intuición.
  16. Ves el vaso medio lleno en lugar de verlo medio vacío.

¿Cuál es la actitud con la que estás viviendo?

¡Si no te gusta lo que ves, cambia como ves!

“Los líderes dedican un 5% de su tiempo al problema y un 95% a la solución”. (Tonny Robbins)

Tona Galvaliz



Te puede interesar


No se encuentran Noticias Cargadas
Comentarios
Los comentarios publicados al final de cada nota son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden generar sanciones legales. La empresa se reserva el derecho de moderar los comentarios y eliminar aquellos que sean injuriosos o violatorios de cualquier legislación vigente.
Todos los Derechos Reservados © 2019 Editorial La Mañana

La Mañana
RSS
Sitemap

Redes Sociales
Facebook
Instagram
Twitter

Miembro de
Logo Adepa
Adherente a Programas
ONU mujeres

Logo Footer