pixel facebook
Lunes 16 de Septiembre de 2019

21 ° C Clima

Logo Editorial


Los libros y la lectura


La XVII edición de la Feria del Libro provincial, realizada entre el miércoles 4 y la jornada de ayer en nuestra ciudad, fue una nueva ocasión para reencontrarse con la lectura, una práctica que merece más y mejores estímulos por parte del Estado y dentro de los entornos familiares, y que facilita a cualquier persona la posibilidad de conocer más, distenderse y ampliar sus habilidades cognitivas.

La recesión económica que atraviesa la Argentina, y que perjudica tanto a los Gobiernos provinciales como a la industria editorial, no impidió que este año se pudiera hacer un esfuerzo y organizar una nueva edición de la muestra, con presentaciones de libros, ventas de ejemplares, talleres y disertaciones, entre otras propuestas. No obstante, el principal atractivo fue la posibilidad de tomar contacto con autores, autoras y diferentes publicaciones, que representaron sólo una pequeña parte de la amplia diversidad que ofrece el mundo editorial.

También, en esta ocasión hubo expositores que ofrecieron libros diversos y más que recomendables a precios accesibles. Esta oferta tiene que mantenerse y ampliarse en las próximas ediciones de la feria, porque es una excelente manera de atraer visitantes, mantener interesadas a las lectorías actuales y generar nuevos lectores y lectoras de todas las edades.

Cabe recordar que la lectura permite no sólo entretenerse, sino también desarrollar un pensamiento crítico acerca de la realidad, a través del contacto con ideas diversas y situaciones diferentes. Por ello, hay que valorar y aprovechar cada oportunidad en la que se exponen libros, revistas y otras publicaciones. El hábito de leer incrementa el nivel de saberes y, en ciertos casos, ayuda a la construcción de la propia identidad. A su vez, esta práctica debe ser estimulada desde temprana edad, y fomentada a través de políticas públicas que faciliten la publicación de autores locales y regionales.

En este marco, la administración que asuma el próximo 10 de diciembre debería analizar la creación del Instituto Nacional del Libro Argentino, como propusieron algunos diputados nacionales hace unos meses, con el fin de propiciar el desarrollo de políticas para la difusión y distribución de libros en todo el territorio del país, fomentando y garantizando el acceso igualitario al libro y la lectura. Otro objetivo del INLA sería contribuir al afianzamiento de los derechos de autores, traductores y diferentes actores que intervienen en el circuito del libro.

Por lo expuesto, la práctica de leer tiene que ser más apreciada por la ciudadanía, mejor fomentada por los adultos y adultas en los núcleos familiares y promovida cada año por las autoridades. En paralelo, es recomendable que en las próximas ferias dedicadas a los libros se amplíen el número y el nivel de los expositores, para brindar a la ciudadanía más muestras de las alternativas con que cuentan para ejercitar la lectura, un hábito tan constructivo como necesario, porque facilita la adquisición de un lenguaje más profundo, impulsa el desarrollo creativo y permite una mayor comprensión de los puntos de vista desde los cuales puede analizarse la vida cotidiana.



Te puede interesar


No se encuentran Noticias Cargadas
Comentarios
Los comentarios publicados al final de cada nota son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden generar sanciones legales. La empresa se reserva el derecho de moderar los comentarios y eliminar aquellos que sean injuriosos o violatorios de cualquier legislación vigente.
Todos los Derechos Reservados © 2019 Editorial La Mañana

La Mañana
RSS
Sitemap

Redes Sociales
Facebook
Instagram
Twitter

Miembro de
Logo Adepa
Adherente a Programas
ONU mujeres

Logo Footer