pixel facebook
Lunes 23 de Septiembre de 2019

11 ° C Clima

Logo Editorial


FEMICIDIO

La exestación de servicio donde hallaron el cadáver de una mujer es un lugar peligroso y despierta críticas

El lugar luce completamente abandonado y funciona como una suerte de improvisada playa de estacionamiento


La exestación de servicio Idelson, de 9 de Julio y González Lelong, donde encontraron asesinada a Mariana Esther Escudero de 41 años, es motivo de quejas desde hace años por su avanzado estado de abandono y por la peligrosidad que representa tener un lugar de esas características en pleno centro.

Según los testimonios recogidos por La Mañana, desde personas que trabajan en las inmediaciones u ocasionales transeúntes consideran ese edificio abandonado como un lugar peligroso y señalaron que representa un riesgo para la seguridad pública.

“Hace años que este lugar está sin funcionar y no se le exige a sus propietarios que lo pongan en condiciones. ¿Qué esperan las autoridades?, ¿por qué no se toman medidas para garantizar que ésto no siga como un aguntadero? Por acá todos los días pasan cientos de chicos que van a escuelas y colegios. Siempre fue peligroso este lugar porque cualquier inadaptado te puede agarrar y empujar para adentro”, comentó Silvia.

Por su parte, otras personas que aguardaban el colectivo urbano en la parada ubicada a escasos metros del exsurtidor, señalaron que el panorama se complica debido a la presencia de una casa y un predio en aparente estado de abandonado.

Fueron varios los entrevistados que solicitaron el acondicionamiento de la exestación de servicio y los predios cercanos para contribuir a la seguridad, además de reducir la posibilidad de ilícitos en ese transitado sector de la ciudad.

“Me costó venir a trabajar porque sentía mucho miedo”

Patricia trabaja como empleada doméstica en una casa cercana al lugar donde hallaron el cuerpo de Mariana y calificó a la zona de peligrosa, afirmó que el cerramiento perimetral de la exestación de servicio es nuevo y que le genera más miedo que antes, cumplir con su jornada laboral.

“Me costó venir a trabajar hoy porque sentía mucho miedo. Llaveo las puertas porque no me siento segura. Solía sentir miedo, pero ahora más que antes. Lamentablemente debo decir que el lugar es peligroso. Hace unos 15 días vino un hombre que vive ahí y me pidió entrar a la casa para bañarse y le dije que no. No hay vecinos acá porque estamos entre predios desocupados y locales comerciales”, expresó.



Te puede interesar


No se encuentran Noticias Cargadas
Comentarios
Los comentarios publicados al final de cada nota son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden generar sanciones legales. La empresa se reserva el derecho de moderar los comentarios y eliminar aquellos que sean injuriosos o violatorios de cualquier legislación vigente.
Todos los Derechos Reservados © 2019 Editorial La Mañana

La Mañana
RSS
Sitemap

Redes Sociales
Facebook
Instagram
Twitter

Miembro de
Logo Adepa
Adherente a Programas
ONU mujeres

Logo Footer