pixel facebook
Lunes 19 de Agosto de 2019

22 ° C Clima

Logo Editorial


Villa Escolar

Este domingo 21 se cumplirán 15 años del hallazgo de los primeros restos fósiles de Gliptodonte

Mañana se cumplirán 15 años del primer hallazgo de restos fósiles de Gliptodonte en las barrancas del río Bermejo, en jurisdicción de la localidad de Villa Escolar.


Grandes fragmentos de la coraza del Neosclerocalyptus, con José y Juan Friedrichs.

En diálogo con La Mañana, Juan Friedrichs, paleontólogo formoseño, responsable del Museo de Ciencias Naturales de Villa Escolar recordó que el hallazgo de fósiles en la zona de las barrancas del Bermejo “tuvo mucho de sorpresa, pero también estimuló las ganas de resguardar y proteger estos bienes materiales que son rescatados aquí en la propia Formosa, y hoy, esto ocurre”.

El 21 de julio del año 2004, hace 15 años atrás, fueron descubiertos los restos del caparazón de un ejemplar de Gliptodonte. “El río, con su caudal bajo, nos mostró un secreto que guardaba y días después de una tormenta, fuimos a ver la barranca. Ahí estaba, era una parte de un caparazón de un Gliptodonte que asomaba con rajaduras que anunciaban su pronta caída al río. Ese fue el momento en el que decidimos extraerlo para resguardarlo y evitar que se pierda en el agua”, recordó Friedrichs.

A partir de allí comenzaron a trabajar para preservar este acervo cultural en la propia localidad de Villa Escolar. Asimismo, destacó que “fue una decisión gubernamental la construcción de nuestro hermoso Museo Provincial de Ciencias Naturales de Villa Escolar, dependiente de la Dirección de Patrimonio Socio Cultural de la Provincia de Formosa, que hoy es nuestro orgullo”.

Una colección que crece

De aquel primer fósil de Gliptondonte, a la fecha el Museo cuenta con una colección de 157 representantes de la megafauna que habitaba esta región del país.

“Es muy interesante observar a los visitantes del Museo descubrir que en este suelo, habitaban animales de proporciones gigantescas como los Megaterios o que en estos campos (hace alrededor de 10.000 años) pastaban manadas de elefantes prehistóricos”, enfatizó con entusiasmo.
Finalmente, Friedrichs le dedicó un párrafo aparte a todo el equipo humano que trabaja al servicio del público visitante donde además está incluido su hermano José que, junto a baqueanos de la zona son los que recorren las barrancas en forma periódica en búsqueda de nuevos descubrimientos. “Es mucha la gente que viene con ganas de saber más acerca la historia remota de nuestro suelo y de la naturaleza que lo rodea. Lo que tenemos y mostramos en nuestro Museo es parte activa de esta Formosa, hermosa”, cerró diciendo.

Villa Escolar está ubicada a unos 70 Km sobre la RP 9, en el Departamento Laishí, en el Sur provincial. En los últimos años el lugar despierta el interés Científico, Cultural y Educativo a partir de los hallazgos paleontológicos que se registran desde el 2004, en las riberas del caudaloso y bravo río Bermejo.

Debido a los numerosos descubrimientos de restos fósiles (tanto animales como vegetales) que se producen continuamente, el Gobierno de la provincia, como también el Municipio local y la EPES Nº 20, aunaron esfuerzos para convertir a Villa Escolar en un polo de atracción turística.

La tarea de exploración de restos fósiles comenzó casi de manera casual según comentaron a este matutino, los Técnicos en Paleontología Juan y José Friedrichs. Ellos son los responsables de que la localidad se haya convertido en un centro de referencia turística y cultural.

Los hermanos Friedrichs -dependen de la Dirección de Patrimonio Socio Cultural de la provincia-, trabajaron junto a Luis Sosa en el rescate y preservación de los restos hallados.

A la fecha el Museo cuenta con una colección que ronda los 157 individuos clasificados, los que forman parte de la Colección Paleontológica del Museo de Ciencias Naturales de Villa Escolar.

Entre las especies que se hallaron cabe mencionar el Procyon Storr (pariente lejano del moderno Osito Lavador o Aguará Popé) del cual se encontró un solo diente de diminutas proporciones pero evidenció la única presencia de los restos de éste animal en Argentina.
También se rescató un cráneo completo de Scelidotherium (pariente de los actuales osos perezosos, pero de dimensiones gigantescas). Además aparecieron más restos de Gliptodontes de los que los Neosclerocalyptus fueron una especie endémica en la región del Gran Chaco Prehistórico, entre otros.

Los fósiles aparecen en las barrancas del Bermejo, una vez que el caudal de las aguas va disminuyendo. Pequeñas partes de los huesos fosilizados se pueden observar incrustados en la arcilla, descubiertos gracias a la erosión que efectúa el agua durante el período de crecida de este curso de agua.

Trabajo de rescate y preservación

El trabajo efectuado por el personal del Museo, consta de dos partes fundamentales; la primera consiste en rescatar los fósiles y la segunda, en limpiarlos, preservarlos y alojarlos en el local destinado para albergar la colección.

Posteriormente los paleontólogos del Centro de Ecología Aplicada de Litoral (CECOAL) de Corrientes, colaboran en la clasificación de los mismos, incrementando de esa manera la Colección de Fósiles de Formosa.



Te puede interesar


No se encuentran Noticias Cargadas
Comentarios
Los comentarios publicados al final de cada nota son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden generar sanciones legales. La empresa se reserva el derecho de moderar los comentarios y eliminar aquellos que sean injuriosos o violatorios de cualquier legislación vigente.
Todos los Derechos Reservados © 2019 Editorial La Mañana

La Mañana
RSS
Sitemap

Redes Sociales
Facebook
Instagram
Twitter

Miembro de
Logo Adepa
Adherente a Programas
ONU mujeres

Logo Footer