pixel facebook
Viernes 19 de Julio de 2019

16 ° C Clima

Logo Editorial


La desigualdad de género se refleja en el mercado laboral de la provincia

De acuerdo al INDEC, Formosa tiene una tasa de actividad del 59,1% para varones y del 31% para las mujeres, quienes no pueden acceder a mayores ingresos por las horas que dedican a tareas no remuneradas


más del 30% de las mujeres mayores de 14 años de Formosa están vinculadas al trabajo remunerado

En diálogo con La Mañana, María Julia Eliosoff, licenciada en Economía por la Universidad Nacional del Sur, docente de la cátedra Economía y Género de la Universidad de Buenos Aires e integrante del espacio de Economía Feminista de la Sociedad de Economía Crítica, remarcó que numerosos informes dan cuenta de las inequidades existentes en el mercado laboral de la Argentina y de otros países. En este sentido, afirmó que uno de los indicadores que ilustran con mayor claridad las desigualdades de género existentes es la tasa de actividad, un concepto que hace referencia a qué parte de la población se encuentra participando en el mercado de trabajo.

“A pesar de que se viene diciendo desde algunos sectores que la mujer está inserta en el mercado laboral mucho más que hace 50 años, varios datos demuestran que persisten las desigualdades. Hubo algunas mejoras en los últimos 20 años, pero ciertos indicadores muestran que esos avances se detuvieron”, dijo la profesora.

En esta línea, la experta se refirió a las tasas de actividad laboral que mide el Instituto Nacional de Estadística y Censos, y que revelan la cantidad de personas en edad de trabajar que están vinculadas con el mercado laboral, ya sea porque están trabajando o porque buscan empleo de manera activa.

Los datos del primer trimestre de 2019, los últimos guarismos disponibles, marcan que la tasa de actividad en la Argentina es del 47%. Observando los indicadores desde una perspectiva de género, para los varones la tasa es del 69,8% y para las mujeres es del 49%. Son más de 20 puntos de diferencia entre hombres y mujeres.

También, de acuerdo al mencionado informe del INDEC, la provincia de Formosa tiene una tasa de actividad del 35%. Desde la perspectiva de género, la tasa es del 59,1% para los varones y del 31% para las mujeres.

“Esto quiere decir que poco más del 30% de las mujeres mayores de 14 años de Formosa están vinculadas al trabajo remunerado. Son 15 puntos por debajo del nivel nacional y casi 30 puntos menos que en el caso de los hombres de ese distrito”, puntualizó la economista.

“Para las mujeres, la tasa de actividad se fue incrementando, pero entre fines de los 90 y principios del 2000, el indicador se detuvo para las mujeres en un número cercano al 50%, con algunas cifras levemente menores o mayores en los países de América Latina”, agregó.

“Esto tiene que ver principalmente con que las mujeres no pueden aumentar su participación en el mercado laboral remunerado porque tienen una carga laboral muy importante que no es reconocida, que no es visibilizada y que en el mundo no es considerada como trabajo: las tareas domésticas y de cuidado. Se trata de trabajos que implican varias horas de labor y que son desarrollados por las mujeres de manera privada en los hogares”, explicó.

Asimismo, la especialista aseveró que de acuerdo a la última encuesta efectuada por el INDEC referida a trabajo no remunerado, correspondiente al 2013 y realizada sobre un conjunto de aglomerados urbanos, se observa que del total de varones y mujeres, el 59% de los hombres desarrollan alguna tarea no remunerada, mientras que el 90% de las mujeres desempeñan alguna de esas labores.

“Eso quiere decir que nueve de cada diez mujeres realiza tareas no remuneradas, mientras que entre cinco y seis de cada diez hombres se ven en esa situación. En paralelo, los hombres dedican un poco más de tres horas por día a tareas no remuneradas, mientras que las mujeres destinan más de seis horas. Esto también genera que las mujeres tengan una mayor participación en las tasas de subempleo: trabajan menos cantidad de horas para poder compatibilizar las actividades pagas con aquellas que no son remuneradas”, subrayó.

Por otra parte, de acuerdo a ese relevamiento del INDEC, el 67% de los varones de Formosa desarrolla tareas no remuneradas, mientras que el 94% de las mujeres formoseñas realizan esas actividades. Sumado a esto, en nuestra provincia tanto los hombres como las mujeres destinan la misma cantidad de horas a tareas no remuneradas.

“Esta realidad se vincula con la ‘feminización’ de la pobreza. Hay mujeres que no pueden tener un mayor nivel de ingreso porque cuentan con menores posibilidades de acceder a más horas de empleo remunerado. Esto hace que perciban ingresos que se ubican por debajo de la línea de pobreza”, manifestó María Julia Eliosoff.

María Julia Eliosoff, referente del espacio de Economía Feminista de la Sociedad de Economía Crítica.



Comentarios
Los comentarios publicados al final de cada nota son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden generar sanciones legales. La empresa se reserva el derecho de moderar los comentarios y eliminar aquellos que sean injuriosos o violatorios de cualquier legislación vigente.
Todos los Derechos Reservados © 2019 Editorial La Mañana

La Mañana
RSS
Sitemap

Redes Sociales
Facebook
Instagram
Twitter

Miembro de
Logo Adepa
Adherente a Programas
ONU mujeres

Logo Footer