pixel facebook
Viernes 19 de Julio de 2019

16 ° C Clima

Logo Editorial


FEMICIDIO

Crimen de Daiana: imputaron por homicidio al joven que vivía dentro del velódromo

Tiene 20 años y es el principal sospechoso. La investigación avanzó en las últimas horas con el hallazgo de varias pruebas que encaminan las pesquisas por el rumbo correcto. Las pericias serán determinantes para esclarecer el hecho


Policías se aprestan a ingresar al velódromo.

El joven de 20 años en situación de calle que vivía dentro del velódromo quedó formalmente imputado por el crimen de Daiana Soledad Samana, cuyo cuerpo sin vida fue encontrado el jueves a la mañana en el predio deportivo ubicado sobre la avenida 8 de Abril de esta capital.

La investigación avanzó a pasos agigantados en las últimas 48 horas y la Policía pudo recabar valiosa información en torno al hecho y recogió importantes evidencias en la escena del crimen, las que serán sometidas a un riguroso peritaje.

En este contexto, el amigo de la víctima, que estuvo demorado durante las primeras horas, fue liberado ayer al comprobarse que no tiene ninguna vinculación con este lamentable hecho.

El hallazgo del cuerpo sin vida de la estudiante fue posible gracias al aporte de un testigo que pasó a convertirse en pieza clave de las pesquisas. Un joven que se dirigía a la Universidad Nacional de Formosa contó que el día de la desaparición de la joven, el martes a la mañana, vio que una pareja estaba trepando la muralla para ingresar al predio y describió con bastante precisión a la chica, indicando incluso el color del uniforme de colegio que llevaba puesto.

Se cree que el muchacho que la acompañaba es el mismo que desde hace un tiempo vive en el edificio en construcción que está dentro del predio deportivo. Es un vendedor ambulante en situación de calle que escogió este lugar como sitio de residencia, para lo cual acondicionó una oficina ubicada en el primer piso utilizándola como una suerte de dormitorio.

El móvil

A estas alturas de la investigación, la Policía no tiene dudas de que la joven ingresó voluntariamente al predio y que permaneció toda la jornada del martes e incluso el miércoles. Un dato relevante es que el crimen habría ocurrido 24 horas antes del hallazgo del cuerpo, es decir el miércoles en horas de la mañana.

Con relación al móvil del femicidio, la Policía está tratando de reunir la mayor cantidad de evidencias posible para poder determinar la causa de este trágico episodio. El muchacho es consumidor de estupefacientes; incluso cuando la Policía, la jueza de turno y la fiscal llegaron el jueves a la mañana al lugar de los hechos, el joven estaba completamente drogado. “Cantaba, bailaba y decía incongruencias”, contó a La Mañana un policía que estuvo en ese momento en el procedimiento.

Si bien niega rotundamente haber tenido algún tipo de participación en el hecho, el joven dio algunos detalles y descripciones que lo convierten en el principal sospechoso y presunto autor material del hecho.

Por el momento, la carátula del caso es homicidio, pero a medida que avance el proceso judicial y el encuadre legal lo permita, podría convertirse en femicidio.

Causa de muerte

Otro punto a dilucidar es la causa de muerte de la estudiante. En principio, se pensó que murió a causa de un corte que tenía en el cuello, pero la autopsia puso blanco sobre negro.

La principal hipótesis es que murió asfixiada, aunque esta probabilidad recién podrá confirmarse o desecharse cuando concluyan los estudios histopatológicos al pool de muestras de órganos que tomaron los forenses al momento de realizar la necropsia. “Son estudios microscópicos que no dejan margen de dudas sobre las causales de una muerte”, confió una fuente cercana a la investigación.

Se cree que la incisión que recibió la víctima pudo haberse producido con un trozo de vidrio y no con un cuchillo u otro elemento cortante. En el lugar, la Policía encontró gran cantidad de pedazos de vidrio esparcidos en el piso, producto de la rotura de una amplia ventana que provocó deliberadamente el joven para poder ingresar por este boquete al edificio a medio terminar que venía utilizando como vivienda.

La jueza también ordenó que se realicen pericias y estudios de precisión debajo de las uñas de la víctima, con la finalidad de determinar si quedaron rastros de haberse defendido de un posible ataque sexual. Respecto de este punto, la autopsia determinó que la joven no mantuvo relaciones sexuales ni fue abusada.

La vinculación entre la estudiante y el vendedor ambulante se habría producido a través de las redes sociales y, al parecer, mantuvieron contacto telefónico en varias oportunidades.

En el lugar del hecho, la Policía no encontró el teléfono celular de la víctima, pese al minucioso rastrillaje y búsqueda que hicieron en todo el predio. Los familiares de la menor confirmaron que tenía celular y lo llevaba consigo en todo momento, incluso cuando iba al colegio.



Comentarios
Los comentarios publicados al final de cada nota son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden generar sanciones legales. La empresa se reserva el derecho de moderar los comentarios y eliminar aquellos que sean injuriosos o violatorios de cualquier legislación vigente.
Todos los Derechos Reservados © 2019 Editorial La Mañana

La Mañana
RSS
Sitemap

Redes Sociales
Facebook
Instagram
Twitter

Miembro de
Logo Adepa
Adherente a Programas
ONU mujeres

Logo Footer