‹ Volver al inicio
23/05 - 17:05
¿Cuál es el valor de la insulinemia para el diagnóstico de prediabetes y diabetes?
Según los datos de 2011 a 2012 de un estudio reciente, el 14.3% de las personas de más de 20 años de los Estados Unidos presentan diabetes tipo 2 (el 9.1% tuvo diagnóstico establecido y el 5.2% presentó diabetes sin diagnóstico) y el 38% tuvo prediabetes, de modo que en total, el 52.3% de la población adulta estadounidense presentó diabetes o prediabetes.

La prevalencia de la enfermedad fue más alta aun entre los sujetos asiáticos e hispanos. Por lo tanto, la información en conjunto pone de manifiesto que la prueba de tolerancia oral a la glucosa (PTOG) y la determinación de los niveles séricos de la glucosa en ayunas o la hemoglobina glucosilada (HbA1c) no son suficientemente útiles para el rastreo temprano de la enfermedad. En este escenario, la valoración de la insulinemia en ayunas o, mejor aun, de la insulina luego de la PTOG podrían ser herramientas diagnósticas particularmente útiles.

La concentración plasmática de insulina es lábil, como consecuencia de las modificaciones en la liberación pancreática de la hormona, con oscilaciones que tienen lugar con una periodicidad lenta, cercana a los 140 minutos y, otras de pequeña amplitud y alta frecuencia que tienen lugar cada 3 a 10 minutos. La pérdida de estas variaciones sería un marcador temprano de la diabetes. Por lo tanto, la determinación de la insulinemia en una única oportunidad no es un método confiable; cuando se requiere determinar la insulinemia en ayunas deberían tomarse, como mínimo, tres muestras de sangre a intervalos de 5 minutos, un fenómeno que, sin embargo, rara vez se lleva a cabo en la práctica.

La valoración dinámica de la secreción de insulina, en respuesta a la sobrecarga de glucosa, sería entonces el procedimiento ideal para el rastreo de la diabetes y la prediabetes. No obstante, algunos factores, como el uso de ciertos fármacos, la variabilidad de los ensayos, las características de la dieta, las diferencias culturales y étnicas y la edad en el momento del estudio (por ejemplo en la pubertad o luego de la menopausia) deben ser tenidos en cuenta para la interpretación correcta de los resultados.

Aunque todavía quedan interrogantes sin respuesta, la valoración de la insulinemia en múltiples ocasiones luego de la sobrecarga de glucosa representa un avance, en comparación con la PTOG convencional, en relación con el rastreo de la diabetes. En este contexto, la determinación de los niveles de insulina en ayunas y durante la PTOG podría considerarse el marcador más temprano para el diagnóstico de la diabetes tipo 2.
COMENTARIOS
Los comentarios publicados al final de cada nota son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden generar sanciones legales. La empresa se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que sean injuriosos o violatorios de cualquier legislación vigente.
Lo Mas Leido
Mas Moda
“Clínica placera”, nuevo espacio para dialogar y trabajar sobre las subjetividades humanas
Peeling con acido
Trisomia 21 y sus distintas formas