‹ Volver al inicio
05/05 - 19:05
Saber comer
El aparato digestivo forma siempre las enzimas adecuadas para la digestión del alimento, como ya lo hemos dicho. Cuando comemos pan, el jugo digestivo formado es el adecuado para el pan, y cuando comemos queso, el aparato digestivo “reconoce” este alimento formando otro jugo digestivo diferente y adecuado a su digestión. Cuando los mezclamos, especialmente en grandes cantidades, no hay un buen “reconocimiento” ni una formación adecuada de los jugos digestivos, con la consecuente mala digestión y la fermentación y putrefacción de la comida.

Las mezclas de alimentos concentrados o de más costosa y larga digestión son: pan, cereales, leche y sus derivados, legumbres, frutos secos, huevos y pos supuesto las carnes y los pescados, en la misma comida, dan lugar a una mala digestión. La fermentación y la putrefacción de sus componentes dan lugar a sustancias tóxicas, que al ser absorbidas perjudican a todo el organismo. Esta es una de las causas más importantes de enfermedades. Igualmente ocasionan un sinnúmero de trastornos digestivos, que intentamos sean aliviados con bicarbonato, medicamentos antiácidos y otros fármacos. Dañamos de esta manera el estómago y el intestino y luego los intentamos aliviar.

Una comida sencilla

Para evitar estos problemas aconsejamos una comida sencilla, sin muchas mezclas. Es mejor comer un poco más de lo mismo que añadir otros platos diferentes que traben la digestión. Si mezclamos arroz con queso, frutos secos con leche, pan con legumbres, cereales con leche, huevos con queso, pescado con carne… provocamos una mala digestión. Ello no ocurre con los alimentos de más fácil digestión: verduras, hortalizas o frutas. Además, las mezclas de alimentos concentrados son mucho más perjudiciales cuando los ingerimos en grandes cantidades.

Es recomendable que comamos lo que nos alimenta sin muchas mezclas. Al mismo tiempo podemos comer lo mismo en forma más compatible, teniendo en cuenta que algunas mezclas son más recomendables que otras. Estamos hablando de asociaciones de alimentos, de combinaciones correctas o de compatibilidad de alimentos que faciliten la digestión de lo ingerido. 

Como regla general podemos elegir sólo un alimento concentrado en cada comida, y si añadimos otro diferente, siempre en muy pequeñas cantidades. Si comemos una ensalada y unas verduras, añadimos unas papas, al otro día pan, arroz o cereales, al siguiente día unas pastas italianas o frutos secos, alguna vez unas legumbres o huevo.

Correcta digestión

Los alimentos más ricos en almidón son: los tubérculos (papa, boniato, batata), los cereales (trigo, arroz, cebada, centeno, maíz…), las raíces (zanahorias, remolacha, nabos…), la castaña y la calabaza.

El almidón de estos alimentos se digiere por una enzima secretada en las glándulas salivares, la ptialina o amilasa salivar. Ahora bien, el contacto con cualquier sustancia ácida impide la acción de esta sustancia. Los ácidos de los tomates, naranjas, limones, pomelos, manzanas ácidas, piña… son suficientes para impedir una buena acción de la ptialina salivar, ya no digamos los ácidos más fuertes del vinagre, bebidas alcohólicas, tomate frito…
Cuando acompañamos los alimentos ricos en almidón con una sustancia ácida no comienzan a digerirse bien en la boca. A pesar de todo continúa su digestión en el duodeno (primera porción de intestino delgado a la salida del estómago), bajo acción de los jugos del páncreas. Pero cuando no se digiere en condiciones en los primeros tramos, difícilmente tendrá lugar su correcta digestión en los siguientes, y al cuerpo le resulta un gasto de energía extra. Cuanto más perfecto sea el trabajo en la boca, más aliviada quedará la tarea del páncreas y mucho mejor será la digestión del almidón. Por ello no se aconseja unir en la misma comida almidones (papas, pan, arroz y otros cereales, castañas…) con fruta ácida, vinagre, tomate frito.
COMENTARIOS
Los comentarios publicados al final de cada nota son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden generar sanciones legales. La empresa se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que sean injuriosos o violatorios de cualquier legislación vigente.
Lo Mas Leido
Mas Moda
“Clínica placera”, nuevo espacio para dialogar y trabajar sobre las subjetividades humanas
Peeling con acido
Trisomia 21 y sus distintas formas