Miércoles 26 de Junio de 2019

10 ° C Clima

Logo Editorial


NDE Ramírez... A las puertas de la percepción



No es este un tratado de psicodelia ni mucho menos un ensayo filosófico -a la manera Huxley- sobre los principios o agentes que le dan sustento en su sentido más terrenal.
Se trata sí de una interpretación particular de la aldea como espacio cultural atravesado por las más vastas manifestaciones artísticas.
En este espacio litoral, de cruce, de fronteras difusas y lenguajes en permanente interacción,
NDE Ramírez, un colectivo de músicos, poetas, performers y artistas visuales, emprende desde hace unos años la tarea de sincretizar sonidos identitarios locales con otros géneros y estilos, como el rock psicodélico, la electrónica, el noise y el hip hop, entre otros.
Recién llegados de una gira en la que recorrieron Buenos Aires y alrededores, volvieron a coronar la travesía con un show memorable en el Centro Cultural Kirchner (CCK).
Con más de 15 años en los escenarios y tres discos editados,
"Folklorama" (2004), "Bienvenidos a Villa Jardín donde nadie se enoja" (2010) y "T.R.E.E. - Trágico Robótico Erótico Exótico" (2013), NDE Ramírez nos interpela de manera permanente, no sólo desde una categoría gramatical sino también desde una resignificación del terruño y su conexión con lo universal. Es una quimera, un híbrido que emerge de lo más profundo de los humedales formoseños y nos acerca, desde su sonido psico folk, a las puertas de la percepción.
Al frente de este colectivo, Marcos Ramírez, músico y productor formoseño, en diálogo con Cronopio, rememora las experiencias con la banda y analiza el panorama local y regional desde su mirada de gestor cultural.

Por: Washington


¿Cómo es volver a tocar en el CCK?


"Tocar en el CCK es siempre emotivo para nosotros, porque lo reconocemos como un símbolo de varias cosas. La primera vez, en 2015, fue en un contexto económico, político y social diferente y representó ir a compartir nuestra música a una ciudad intensa pero con una coyuntura económica que permitía disfrutarla y pensar en producir cosas allá.
En esta oportunidad, la realidad era otra: ir en mayo de 2019 a respirar la atmósfera de una ciudad atravesada por el humor y la crisis nos dejó un sabor agridulce. Dulce fue vernos en esa hermosa sala llena, con muchos formoseños, y el concierto se disfrutó. Agrio fue sabernos en un espacio que pertenece a un ex Ministerio de Cultura de la Nación ya devaluado a Secretaría que refleja la mirada actual del Estado nacional sobre las políticas públicas relacionadas a la cultura. Esa ambivalencia nos atravesó y, por suerte, tuvimos la oportunidad de mencionarlo en el escenario. A pesar de estos agridulces, nos gustaría volver a los escenarios porteños, claro. Y de más está decir que ¡Vamos a volver!". 
 
¿Cómo surge la idea de mixturar la psicodelia, el folklore, la electrónica y todos los sonidos que conviven en NDE Ramírez?

"Creo que surge como signo de los tiempos que nos atraviesan y de la necesidad de georeferenciarnos como artistas. En un pueblo como Formosa, con una identidad en progreso, una actividad y actitud ciudadana que empieza recién a tener su personalidad, creo que la fusión es la moneda de diálogo. Ser formoseño es ser fronterizo, y ser fronterizo es un ejercicio de fusión permanente. Dialogamos con una mixtura, y trato de plantear eso en la producción artística del proyecto. 
Éramos una especie de familia musical. Y así como sucede en una casa, que si uno se engripa, todos de a poco se contagian, así sucedió con esta fiebre creativa de folk rock psicodélico en nuestro grupo de amigos musicales. A mí me encontró a los veintipico cansado de explorar un rock anglo latino donde yo tributaba como un fan a los grupos que me gustaban (metaleros, pop rock, grunge...). 
Creo que cuando empezamos a tocar este 'psico folk rock', sucedió lo que una vez dijo Santaolalla sobre la evolución de algunas bandas: 'En un momento, una banda te deja de contar lo que quiere ser para contarte lo que es'. Ese encuentro con un toque folklórico heredado (y negado hasta entonces) hizo que deje la guitarra eléctrica por la criolla y empiece a abordar los ritmos regionales como eje. 
La idea de viajar y volver el proyecto sustentable nos implicó tratar de generar un circuito más amplio donde la prioridad fue posicionarse regionalmente para luego aparecer en la escena nacional con los discos que editamos, con sus correspondientes lanzamientos y movidas de prensa, así como presentaciones en las diferentes capitales y circuitos underground de Argentina y países vecinos".

Ya llevan unos 15 años desde "Folklorama"... ¿Qué experiencias les dejan estos años en la ruta?

"'Folklorama' fue casi un accidente del destino, porque se dio de una forma fortuita. Creo que desde que empezamos a tocar en vivo, en 2007, hasta el 2014, el desafío era tocar mucho y por todos lados. Sacamos dos LP y un EP en ese tiempo. Desde entonces, la curva de emisión de contenidos bajó por diferentes motivos: perdimos ese apetito voraz por tocar todo el tiempo y además los tiempos cambiaron. Las redes sociales nos agarraron ya un poco antisociales. Creo que la experiencia está a flor de piel y se puede ver en los conciertos en vivo de la banda. 
Hoy, NDE Ramírez, luego de ser un mega colectivo de artistas (hasta 16 personas en gira), es un proyecto de formato reducido donde se intenta presentar una síntesis de ese 'Trip de Rock, Folklore, Comic y Cultura Litoraleña'. Hoy hay una intención de hacer una síntesis sobre estas mixturas que abordamos. Ojalá podamos lograrlo".

Desde sus inicios hay una marcada línea ideológica en la propuesta de la banda... ¿Hay una necesidad consciente de interpelar al público en este sentido?

"Ese fue siempre el desafío de la propuesta: interpelar al oyente. Pienso que el hecho de tocar 'Folk Rock Psicodélico' en un festival folklórico tradicional es ya de por sí tener ganas de 'molestar' un poco a la ortodoxia reinante. Siempre respetuosa pero también contundentemente ese fue el desafío y la acción que propusimos. 
La música de NDE es de digestión lenta y de muchos mensajes entre líneas, e inclusive en un momento esas 'ganas de bajar línea nueva en la región' se mezcló fuerte con la movida de gestión y, de alguna forma, se diluyó la frontera entre los proyectos que tenía entre manos. Dos corrientes que coexistían en mi propia agenda y eran una pata fuerte creativa y ganas de generar 'obra artística musical' con NDE, y el hecho de 'hacer gestión cultural'. 
Ahí nace el proyecto Mamboretá Psicofolk, que es más una productora/sello/conectora cultural que busca poner sobre la mesa la necesidad de valorar la música de autor en la región, empoderar el sector artístico autogestivo y entender que la diversidad de voces en los espacios comunes es el camino para reconocernos y crecer culturalmente saludables. 
Hoy creo que de alguna forma, NDE Ramírez como banda o proyecto musical sucumbió ante el gran desafío que se planteó Mamboretá como espacio de gestión. Esto fomentó tensiones internas y al momento de empujar a la productora, se generó también una forzada pausa en NDE Ramírez. Hace ya más de 4 años que sólo hacemos giras y estrenamos material nuevo en vivo. Inclusive hemos vuelto a grabar varias veces pero ya no a editar álbumes. Igual, esa 'interpelación' de la que hablabas sucedió en su momento en cada álbum, ahora sigue sucediendo en cada show y en definitiva es una de las principales razones de ser del proyecto".

Hay una enorme conjunción de lenguajes artísticos en sus puestas... desde lo musical a lo teatral. ¿Podría decirse que es una convocatoria permanente a tomar los espacios invisibilizados?

"Es cierto que hemos puesto en el escenario a convivir con la música nuestra a disciplinas muy diversas y que a veces, en estos escenarios de la periferia cultural argentina, no se encuentran mucho este tipo de combinaciones. Pero la idea siempre fue explorar y meterse en situaciones de riesgo artístico y quizás por añadidura haya sido el efecto de visibilizar espacios (y sus protagonistas)".

¿Qué tanto ha crecido en los últimos años la visibilización de Formosa en los grandes centros concentrados, pretenciosamente consagrados, respecto de la movida artística en general? ¿A qué se debe?

"En el terreno de la música, Formosa ha sido visibilizada en los últimos años por algunos proyectos grupales y solistas destacados. Grupos como Tonolec (con Charo Bogarín), Guauchos, Lazarito Caballero, Chechu Giménez y en su momento Quorum han logrado tener presencia en los grandes festivales y circuitos musicales nacionales. Igual, creo que fueron los proyectos los que han sido destacados y no la provincia en sí. Siento que hay una gran deuda pendiente al respecto para Formosa en el panorama nacional y también en Formosa para sí mismo. 
A los argentinos nos falta conocer el mapa sonoro de nuestro territorio y a cada provinciano le hace falta hacer el mismo ejercicio con su provincia o región. Nos desconocemos, y eso se siente. Es un desafío como seres culturales que somos, pero deberíamos recibir una guía más contundente del Estado sobre este tema: tener una política pública que considere a la música alternativa como un aliado en la construcción social de un pueblo. No como su enemigo o simplemente negarla. Sobre todo en función del momento clave que vivimos en materia de posibles conexiones regionales (y con esta palabra me refiero a regional sudamericano, no sólo a lo litoraleño) que estamos viviendo como comunidades que quieren dialogar con re-latos propios y fortalecer las economías creativas. 
También menciono el panorama latinoamericano porque con NDE Ramírez hemos recorrido diferentes países y participado de circuitos musicales en los llamados 'Festivales Culturales', una categoría de evento donde se prioriza la calidad musical, el contenido y valor antropológico/estético de las propuestas. Comprobamos que existe un circuito musical sostenible, internacional, donde un artista puede viajar, vender su material, difundir un mensaje y compartir con sus colegas sin necesidad de ser 'famoso' o estar tributando una receta 'famosa' para hacerlo. Son festivales que han 'educado' a sus audiencias a ver música de calidad, con mensaje y fomentando la diversidad. Para estupidizar y monotematizar a la gente ya están los grandes medios (Tinelli, Clarín, etc). No podemos dejar que esas mismas lógicas atraviesen todos los espacios, necesitamos una diversidad sonora en nuestra sociedad en los espacios musicales públicos (festivales de música financiados con fondos públicos). No hay que perder la oportunidad de pensar que la música es una herramienta y un bastión fundamental para mejorar la calidad de vida. Generando empleo y convocatoria, pero sobre todo teniendo una incidencia decisiva a la hora de generar valor simbólico, pertenencia latinoamericana y empoderamiento de las nuevas voces de la cultura. Sería bueno y muy provechoso para Formosa tener una estrategia al respecto y pensar que queda mucha música formoseña por sentir. La música Wichí, Qom, Pilagá y sus cruces con la música criolla son muy importantes y no figuran en ningún plan de estudio ni en ningún catálogo de programación musical de ningún festival en forma contundente y profunda. Nos lo estamos perdiendo deliberadamente".

¿Qué artistas han influido de alguna u otra manera en la banda a lo largo de los años?

"Son muchos los artistas que han influenciado en el sonido de la banda y fueron los mismos integrantes del proyecto los que han aportado su cuota de creatividad, sonoridad y humanidad en este proyecto. 
También claro que los próceres de nuestro folklore, rock y psicodelia latinoamericana nos han marcado y a todos ellos los citamos siempre. Las influencias regionales contemporáneas también, ya que cuando empezamos, emergían bandas como Charlie Nutela y Banda La Secreta (Paraguay), Netto en Misiones, el movimiento cancionista en Buenos Aires, Zitto Segovia unos años antes... En fin, cuando empezamos circulaban discos como 'La tierra sin mal' de Raúl Barboza, 'Reciclón' de Raúl Carnota, 'Carnabailito' de Gaby Kerpel, 'Ciudad de Brahman' de Los Natas, etc. Y de a poco se empezaba a entender el legado de grupos como Mano Negra (Francia), que había explorado la psicodelia rockera latinoamericana con su mensaje alternativo. 
Éramos los hijos del último episodio 'analógico' de la música latina y no lo sabíamos. Nos criamos a puro cassette en la adolescencia y con un modelo de gestión todavía basado en el disco como caballito de batalla. Hoy todo eso ya no existe, pero aún respiramos y seguimos sonando".
 
¿Cuáles son los próximos pasos de la banda?

"El desafío es resistir y seguir existiendo en esta periferia cultural en la que decidimos movernos, siendo muy folklóricos para los rockeros y muy rockeros para los folklóricos. Ahora estamos avanzando en ideas más relacionadas a lo audiovisual. 
Otro proyecto es hacer una película de ficción. Siempre me pareció un horizonte posible para NDE y conjugaría todas las inquietudes en estos años. También queremos tocar en vivo, seguir haciendo giras, pero siempre... 'Tranquilo Chacra'. Ya lo dice la leyenda: 'Los pasos de una banda de folk rock alternativo deberían ser inciertos, audaces, llenos de mística y riesgo, como la vida misma'".


ESENCIAL NDE RAMÍREZ

"Folklorama" (2004)

Se trata de su primer trabajo discográfico, a modo de cuadro de costumbres, que nace desde la intención de musicalizar "Nordeste", de Juan Solanas, un proyecto cinematográfico rodado en Formosa en el año 2004.
Los contratiempos hicieron lo suyo y el proyecto naufragó, pero dio origen a la primera aproximación de la banda a su sonido folk rock tan particular.

"Bienvenidos a Villa Jardín donde nadie se enoja" (2010)

Una mirada incisiva y mordaz de la realidad social, desde la aldea cultural formoseña y regional hasta las inmensidades de nuestro continente, donde conviven ritmos de malambo, rock, chamamé, rap y electrónicos, en una sintaxis cargada de histrionismo y retazos de humor desde el costado más irreverente y provocador.

"T.R.E.E. - Trágico Robótico Erótico Exótico" (2013)

Con una gran participación de artistas invitados de la escena regional, este trabajo es concebido con un fuerte componente ideológico y una marcada actitud contestataria, donde entran a pulsear las culturas ancestrales originarias y las reglas del juego que impone el sistema globalizador, en una permanente tensión desde el primer minuto.

Comentarios
Los comentarios publicados al final de cada nota son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden generar sanciones legales. La empresa se reserva el derecho de moderar los comentarios y eliminar aquellos que sean injuriosos o violatorios de cualquier legislación vigente.
Todos los Derechos Reservados © 2019 Editorial La Mañana

La Mañana
RSS
Sitemap

Redes Sociales
Facebook
Instagram
Twitter

Miembro de
Logo Adepa
Adherente a Programas
ONU mujeres

Logo Footer