Martes 18 de Junio de 2019

16 ° C Clima

Logo Editorial


"Lo que pasa con el dólar y el riesgo país es la respuesta del mercado ante la improvisación que muestra el Gobierno nacional"

El economista Adrián Muracciole brindó su mirada sobre el panorama nacional frente a un contexto de alto endeudamiento


Ante la suba del dólar y el riesgo país en la última semana, el economista Adrián Muracciole, coordinador del Instituto de Economía Popular Formosa (IEPF), opinó que "el Gobierno nacional no frena la fuga de capitales, que es el verdadero problema de nuestra economía". Señaló a La Mañana que "en un contexto de alto endeudamiento, donde la Argentina necesita más de U$S 50.000 millones para afrontar sus compromisos, los acreedores externos ven que el país no dispone de los dólares para hacer frente a los vencimientos. A su vez, el supuesto alivio que se logró con el préstamo del FMI se licua cuando los dólares se usan para financiar la bicicleta financiera y la fuga de capitales. Los inversores saben que de seguir así, el país no podrá pagar sus compromisos y no observan ninguna decisión nacional que haga pensar que la cosa cambiara. Todo lo contrario, el Presidente sostiene que ratifica el rumbo". "En los últimos tres años, el país emitió deuda por más de U$S260.000 millones. De esta deuda, más de la mitad fue emitida en moneda extranjera y más de U$S28.000 millones fue para desarmar la bomba de tiempo de las LEBAC. Esos bonos para desarmar LEBAC hoy configuran una deuda a corto plazo en pesos que presionan sobre el dólar, ya que los especuladores financieros, al cobrar sus pesos, podrían ir corriendo a comprar dólares y el BCRA no está en condiciones de vender tantas divisas", precisó.Agregó además que "el 75% de la deuda pública actual está nominada en dólares, es decir, Argentina debe más de U$S 250.000 millones y las reservas brutas hoy sólo representan el 28% de la deuda, mientras que las netas no llegan al 10%. A este escenario hay que agregarle que el país debe desembolsar U$S 54.139 millones para pagar capital e intereses entre 2019 y 2020. ¿Qué significa esto? Que Argentina deberá renegociar su deuda y, ante este escenario, los inversores se preguntan: ¿Quién le va a seguir prestando a la Argentina? Y si finalmente alguien le presta, ¿el país usará este dinero para pagar sus obligaciones o seguirá fomentando la bicicleta financiera y la fuga de capitales?", a la vez que alertó: "Acá se abre un nuevo problema, ya que hay deuda que se emitió poniendo como garantía recursos naturales que ante un eventual default puede pasar a manos extranjeras", figuró.Continuó que luego queda el problema interno que es el traslado a precios de las devaluaciones, algo que el Gobierno nacional finalmente aceptó que ocurre, luego de negarlo por tres años. En este sentido, a la incapacidad de controlar la inflación la semana pasada se le sumó una serie de anuncios improvisados que dejaron en evidencia al Gobierno nacional, que parece no tener un plan más allá de seguir endeudando el país. "El acuerdo de precios no se terminó de lanzar y ya quedó en suspenso por la devaluación de esta semana, y no se sabe en qué va a quedar el 'pacto de caballeros'", aclaró."Lo que sí sucedió después del anuncio fue una aceleración de la devaluación y un crecimiento del riesgo país. El peso se había devaluado 11% desde enero hasta el anuncio de la semana pasada, un poco más de cuatro meses. Esta semana, en solo cinco días hábiles, el dólar subió casi 9%. Lo mismo sucede con el riesgo país, que pasó de 817 puntos en enero a 835 puntos hasta la semana pasada, para aumentar más de 170 puntos en tres días y superar los 1000 puntos el último jueves, quedando en 965 el viernes. Todo esto a pesar de que el Gobierno nacional elevó la tasa de interés a 71%".Puntualmente, sobre el gran aumento del Riesgo País, el licenciado en Economía explicó: "En línea con el incremento del Riesgo País, la tasa de los seguros contra default (CDS) se quintuplicó desde inicios del año anterior hasta y el jueves superó los 1159 puntos. El aceleramiento de la salida de fondos extranjeros del país deja en evidencia el descrédito sobre la capacidad de repago de la deuda soberana argentina y por eso exigen al país el pago de una sobretasa cada vez más elevada para acceder a algún tipo de crédito, en caso de que existan inversores con voluntad de prestarle al país" y se mostró preocupado, ya que "ante la caída de los bonos argentinos, los fondos buitres comenzaron nuevamente a comprarlos, y este tipo de fondos sólo adquiere deuda soberana cuando estima que el país entrará en default y así iniciar juicios para obtener ganancias multimillonarias". "Los incrementos en alimentos y combustibles responden a la decisión de dolarizar sus precios; los de energía son exagerados"A su vez, Lucas Rodríguez, integrante del IEPF, sostuvo que "en el momento en que el Gobierno de Cambiemos modificó la situación de los alimentos a partir de la devaluación inicial del peso en diciembre de 2015 (que a fecha de hoy acumula una depreciación del 375%), y junto a la quita de las retenciones a las exportaciones agrícolas en aquel recordado evento en el que participaron Macri y las entidades agrarias en los primeros quince días de 2016, provocó un desmesurado aumento del precio de la canasta alimentaria, derrumbando el consumo del resto de los bienes y servicios, asestando así un golpe brutal al mercado interno. Desde octubre de 2015, la canasta alimentaria se incrementó 296,6% y entre marzo de 2018 y marzo de 2019 un 76,2%".Por su parte, agregó que "en tanto que cuestión de la energía y sus derivados siguieron el mismo sendero y registran brutales incrementos: electricidad (2677%), gas (2057%), nafta súper (317%), entre otros, a partir de las decisiones de la Secretaría de Energía. Esto se debe fundamentalmente a que una vez producida la dolarización del barril del petróleo, que llevó a que el costo de exploración y explotación del barril fuera abonado a precios internacionales, aumentando de esta manera el precio del crudo, impactará directamente en sus respectivas cadena de derivados: electricidad, gas y combustibles. Si a esto le sumamos que la energía define estructuralmente el precio de la producción y logística de alimentos, el precio del barril del petróleo define finalmente nuestra tasa de desocupación".Las consecuencias, según el analista son un incremento de la pobreza y la indigencia, la malnutrición y el desempleo."Lo que perjudica a muchos beneficia a algunos pocos"Por su parte, Mario Meneses, quien en el IEPF estudia la evolución de la formación bruta de capital fijo y las demás causas de la salida de dólares, sostuvo que "el desmedido endeudamiento en tan poco tiempo (dato si hace falta coloco), no hizo otra cosa que fisurar todo tipo de expectativa que pudo haber existido desde el tan mentado mundo que nos dio su apoyo. Reflejo de esto es el Riesgo País, que refleja la desconfianza que se tiene sobre la capacidad de que Argentina honre su deuda". Además, "si bien se habla de impericia por parte del gobierno, estamos los que creemos que si bien son pocos, hubo sectores que se han beneficiado con las medidas que se han tomado desde el inicio de esta etapa de gobierno. La gran cantidad de dólares que libremente se fugaron del país gracias a las medidas adoptadas (más de U$S 108.000 millones) hubieran sido más que útiles para cualquier plan de reactivación que se hubiera ideado, cosa que no pasó". Agregó que "la única reactivación que hubo fue la del negocio financiero (el cual, desgraciadamente no es fácil de entender para el común de la ciudadanía) en desmedro de la gran mayoría, ya que con tasas altísimas como las que convivimos hoy día, resulta muy complicado adquirir cualquier tipo de bien o pagar una deuda para cualquier sector"."Las expectativas no son buenas"Consultado sobre qué se puede esperar de acá en adelante, Muracciole señaló que "las expectativas lastimosamente no son buenas. La corrida cambiaria impactará en los precios y si el Gobierno nacional decide subsidiar la ganancia empresarial de las energéticas para ajustar su rentabilidad al dólar como hizo hasta hoy, se incrementará aún más el déficit fiscal, incumpliendo lo firmado con el FMI, lo que dificulta la posibilidad de renegociar los préstamos"."Además, no se observa una reacción concreta y el problema es demasiado serio como para seguir culpando a un Gobierno que terminó hace tres años, culpar a uno que todavía no empezó o, mucho peor, a la publicación de un libro", cerró.
Comentarios
Los comentarios publicados al final de cada nota son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden generar sanciones legales. La empresa se reserva el derecho de moderar los comentarios y eliminar aquellos que sean injuriosos o violatorios de cualquier legislación vigente.
Todos los Derechos Reservados © 2019 Editorial La Mañana

La Mañana
RSS
Sitemap

Redes Sociales
Facebook
Instagram
Twitter

Miembro de
Logo Adepa
Adherente a Programas
ONU mujeres

Logo Footer