" />
Jueves 20 de Junio de 2019

23 ° C Clima

Logo Editorial


Economía feminista propone "IVA 0" para los productos de gestión menstrual

Se pidió la aplicación de "penalizaciones económicas" a aquellas empresas multinacionales responsables del llamado "impuesto rosa"


En diálogo exclusivo con La Mañana, Patricia Laterra, licenciada en Economía por la Universidad de Buenos Aires, docente de la cátedra Economía y Género de la UBA e integrante del colectivo académico Economía Feminista en la Sociedad de Economía Crítica, cuestionó la aplicación del llamado "impuesto rosa", el sobreprecio que se cobra en diferentes productos por el solo hecho de tener cierto color y estar dirigidos hacia las mujeres, señalando que se trata de una práctica que aumenta la desigualdad existente entre los hombres, las mujeres y comunidades disidentes.A continuación, indicó que desde los colectivos feministas se propone "IVA 0" para los productos de gestión menstrual y también que el Estado aplique políticas públicas tendientes a desalentar el cobro de sobreprecios en artículos destinados a la mujer por parte de aquellas compañías multinacionales responsables de esa inequidad."MenstruAcción" es el nombre de la campaña de mujeres para visibilizar que la menstruación es un factor de desigualdad de género. En este marco, se impulsa la eliminación del cobro de Impuesto al Valor Agregado sobre los artículos de gestión menstrual, como toallitas y tampones, remarcando que son "productos de primera necesidad" para las personas nacidas con útero y que la carga impositiva sobre ellos "crea una desventaja real para quienes menstrúan".A su vez, se detalló que en un contexto en el que la mayoría de las personas pobres son mujeres -7 de cada 10 en la Argentina-, no poder adquirir los medios para gestionar la menstruación es un factor de ausentismo escolar y laboral."Según un estudio, una mujer en edad fértil puede gastar hasta un millón de pesos en toda su vida en productos de gestión menstrual. Al mismo tiempo, existe otra situación injusta: muchas veces se cobra a las mujeres por las cesáreas, una cirugía que en determinadas situaciones se vuelve obligatoria", explicó Laterra a este diario."Por otra parte, del mismo modo en que el Estado ofrece preservativos gratuitos, debería proveer productos de gestión menstrual a aquellas personas de menos recursos, para que puedan gestionar su menstruación de una manera más cómoda", agregó.Asimismo, la profesional manifestó a este diario que el Gobierno nacional debe establecer medidas tendientes a fomentar que en el mercado no se cobren sobreprecios que no tienen justificación."Hay que reconfigurar la idea existente en el mercado de cobrar de más por productos que usan las mujeres, que incluso son identificados en las góndolas con elementos de color rosa, cuando en verdad podrían ser exhibidos y promocionados de una manera desestereotipada, resaltando que son artículos de igual uso para hombres, mujeres o personas con cualquier otra identidad", especificó la licenciada.Para finalizar, Patricia Laterra remarcó que el Estado debe tener "políticas compulsivas" orientadas a "presionar al mercado", con "penalizaciones económicas sobre las multinacionales, para que bajen los precios de sus productos generales y de aquellos que son de gestión menstrual, algo que es muy sencillo de realizar desde una política centralizada, con una normativa de la Administración Federal de Ingresos Públicos".
Comentarios
Los comentarios publicados al final de cada nota son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden generar sanciones legales. La empresa se reserva el derecho de moderar los comentarios y eliminar aquellos que sean injuriosos o violatorios de cualquier legislación vigente.
Todos los Derechos Reservados © 2019 Editorial La Mañana

La Mañana
RSS
Sitemap

Redes Sociales
Facebook
Instagram
Twitter

Miembro de
Logo Adepa
Adherente a Programas
ONU mujeres

Logo Footer