" />
Jueves 20 de Junio de 2019

23 ° C Clima

Logo Editorial


El "impuesto rosa" eleva los precios de los productos para mujeres en más de un 11%

Afirman que ese sobreprecio se aplica en artículos que no tienen "ningún atributo funcional diferencial" que justifique esa remarcación


En diálogo exclusivo con La Mañana, el economista Damián Di Pace, director de la Consultora Focus Market, explicó en qué consiste el "impuesto rosa", tema que desarrolló durante la exposición efectuada el martes último en el Senado de la Nación y organizada por el área de Mujeres de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME). En este sentido, el profesional dijo que se trata de "un impuesto del mercado, no del Estado", que implica un sobreprecio en productos que se venden a precios más altos únicamente por el hecho de estar destinados al público femenino.Según un informe elaborado por Focus Market, de acuerdo a un relevamiento desarrollado a través de 912 puntos de venta con cinco tipologías de productos y 14 mercaderías de uso habitual, se determinó que la brecha que hay entre categorías de productos para hombres y mujeres llega a poco más del 11%. El año pasado, superó el 13%. Una muestra de esta situación es la máquina de afeitar femenina, que cuesta un 8,7% más que la masculina, en precio unitario."Este sobreprecio se aplica en medicamentos, desodorantes, máquinas de afeitar y colonias, por ejemplo. Son productos que no tienen ningún atributo funcional diferencial que justifique esa remarcación. Pero hubo una baja del 2% en el incremento debido a que los niveles de sensibilización de la campaña que se efectuó en los últimos años acerca de este tema generaron modificaciones o pautas de conducta por parte de las empresas que ofrecen esos artículos, a favor de la mujer", señaló Di Pace a este diario.A continuación, el experto aclaró que el "impuesto rosa" es operado por empresas multinacionales desde la década del 80. "Las pequeñas y medianas empresas no tienen este tipo de políticas de precio. Estas decisiones fueron tomadas por las grandes compañías, que tomaban la familia tipo de cuatro integrantes viviendo en un mismo hogar, y donde la mujer era la administradora de la casa y quien efectuaba las compras", agregó.Según el especialista, el "impuesto rosa" se implementó para tener mayores ganancias a través de las mujeres, considerándolas seres "consumistas" por ser las que decidían las compras en una familia tipo. "Como la mujer era la decisora de las compras hogareñas, la idea era que originen sobreprecio sobre los 'productos rosa' porque eran las responsables de elegir esas opciones", especificó."A su vez, los packaging de color rosa, asociados al género femenino, tienen un costo mayor que las presentaciones de otras tonalidades. Este tipo de diferenciación se modificó en el orden sociocultural, pero sigue sucediendo en el mercado", manifestó Damián Di Pace.
Comentarios
Los comentarios publicados al final de cada nota son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden generar sanciones legales. La empresa se reserva el derecho de moderar los comentarios y eliminar aquellos que sean injuriosos o violatorios de cualquier legislación vigente.
Todos los Derechos Reservados © 2019 Editorial La Mañana

La Mañana
RSS
Sitemap

Redes Sociales
Facebook
Instagram
Twitter

Miembro de
Logo Adepa
Adherente a Programas
ONU mujeres

Logo Footer