Formosa, Domingo, 23 de septiembre de 2018 - 07:Sep:05 - loading
Hola ArgentinaGrupo Betania

Macri, esto no es un juego

06/09/2018 Una columna de opinión de Carlos Alberto Roble

El Gobierno nacional ni siquiera intenta encontrar un plan económico que favorezca a la gran mayoría del pueblo argentino; por el contrario, persiste en el error que permite que los especuladores de la bicicleta financiera fuguen millones y millones de dólares todos los días. Mientras tanto, las pérdidas para un Estado que tiene que atender cuestiones sociales complejas -y no puede hacerlo- son casi pornográficas. 
 
Y esto no es fortuito, es sencillamente la consecuencia de un Gobierno que dilapida los recursos. Recordemos hechos recientes: en mayo, con la primers corrida, el dólar pasó de $ 20,50 a $ 24,50; sólo ahí se perdieron USD 5.000 Millones de reserva del Central. Apenas terminábamos de acomodarnos cuando en junio pasó de $ 25 a $ 28. El central vendió USD 786 millones y luego se corrió (esto en medio del anuncio del préstamo del FMI por USD 50.000 millones). 

Recalamos en agosto con el mecanismo de subastas implantado por el Central, donde se colocaron en el mercado USD 2.446 millones. Sin embargo, esto no impidió que el dólar tuviera una estrepitosa escalada del 34% de $ 32 a $ 42. El minuto a minuto de ese nefasto día se tradujo en el mayor salto del tipo cambio desde el 2002. Es innegable entonces que estamos ante una incompetencia muy grande o ante un plan ideado para hacer caer la moneda nacional.

Pero aquí no termina la historia, porque sumado a toda esta catastrófica situación, debemos decir que el riesgo país -que indica el exceso de rendimiento de un bono a 10 años de una economía- en relación a un Treasury libre de riesgo es de 771 puntos y muestra que cualquier préstamo en dólares tendrá una tasa de interés superior al 11%, una la más altas del mercado en la actualidad.

Esto no es un juego, reitero, porque a mi entender, la crisis no se resuelve sacando 10 ministerios, ni dejando en la calle 10 mil empleados públicos, como consecuencia de que el Gobierno nacional no supo gobernar, pensado en la productividad y el bienestar de la gente.

Macri y sus asesores creen vivir dentro de un juego en el cual, si pierden, pueden volver a encender la partida del sector financiero y de la timba eterna, que -claro está- pudo más que los sectores agrícolo-ganaderos y productivos del país.

Lo lamentable es que en el medio de todo este saqueo, aún quiere vendernos espejitos de colores reduciendo la cantidad de ministerios y ahorrando 100 millones de dólares por año, casi lo mismo que perdió ayer cuando para bajar el dolor 40 centavos, puso a la venta esa cantidad. Sostengo, esto no es un juego, Macri, porque nos va la vida en ello.

Comentarios

MAS NOTICIAS
Crea tu mundo, piensa bien, siente bien, actúa bien
Sociedad
Una columna de opinión de Tona Galvaliz
El crédito como motor del bienestar
Sociedad
Una columna de opinión de Angel Luis Bigatti
Violencia sexual: la lucha de las mujeres por la autonomía de sus cuerpos
Sociedad
Por: Heliana Guirado, periodista y licenciada en Ciencias de la Comunicación