Formosa, Viernes, 16 de noviembre de 2018 - 19:Nov:20 - loading
Hola Argentina

Alerta por robos a adolescentes en cercanías de los colegios

27/08/2013 En la mayoría de los casos es para sacarles el celular y mochilas. Los agresores también son jóvenes que se movilizan en moto.  

Cada vez son más reiterados los casos de robos a adolescentes, que la mayoría de las veces suceden en la tarde o noche o en los horarios de entrada o salida del colegio.

Los agresores son chicos de entre 14 y 20 años que actúan en moto porque les permite mayor rapidez para huir de la escena del hecho delictivo.

Los objetos que sustraen son celulares, dinero y otras pertenencias como zapatillas, camperas y mochilas.

Los jóvenes protagonizan una mayor cantidad de hechos de violencia y delitos debido a que son los que más tiempo ocupan el espacio público y sus rutinas son difíciles de modificar, y eso los convierte en presas fáciles para los delincuentes.

Los asaltos callejeros a los menores tienen características similares entre sí, una de ellas es que siempre están conformados por cuatro fases: búsqueda de la víctima, selección de la víctima, aproximación y abordaje.

"Hay que enseñarles a los jóvenes que para no ser elegidos por la delincuencia deben tener conciencia. Esto quiere decir que deben estar atentos al entorno y los escenarios peligrosos, que son aquellos donde hay poca gente, donde además existen varias vías de escape y la iluminación es deficiente", alertó un vecino del barrio Colluccio, que además trabaja en una empresa de seguridad.

Sin embargo, los arrebatos en las paradas de colectivos no son exclusivos de los adolescentes, ya que los delincuentes no respetan, apuntan con un arma o cuchillo y asustan a sus víctimas para pedir el celular o dinero.

De todos modos, en las cercanías de las instituciones educativas se presentan los mayores problemas de inseguridad, según comentaron padres y alumnos. 

Frente a esta realidad es que en cada caso piden presencia policial en los alrededores o, como en el caso del Colegio Polivalente de Arte, la comunidad educativa solicita un cerco perimetral para impedir que los alumnos sean asaltados en los recreos, en las horas libres o a la salida.


Denuncias

La mayoría de los afectados llama al 911 para avisar que fue asaltado y tratar de recuperar las pertenencias, y aunque por lo general no se realizan denuncias formales, el hecho queda registrado.

En estos casos, denominados delitos perseguibles de oficio, la Policía tiene que actuar y tomar todos los detalles del procedimiento, como identificar a la víctima, recaudar los detalles del hecho y volcarlos en un acta.

En este tipo de delitos menores por lo general no hay consecuencias físicas y los agresores operan con el miedo de las personas. La regla es que la persona ante el susto entregue sus pertenencias.

"Yo recomiendo a mis hijos que se movilicen por calles iluminadas, que se comuniquen en forma permanente conmigo y que me cuenten sobre sus itinerarios", expresó Adela, madre de dos alumnos adolescentes de la Escuela de Comercio.: 

Comentarios

MAS NOTICIAS
La ATE pidió al secretario de Agricultura Familiar la apertura de una vía de diálogo
Locales
La central obrera desarrolla un plan de lucha para protestar por los despedidos en la dependencia nacional